jueves, 28 de marzo de 2013

COWBOYS - LA HISTORIA DEL VAQUERO AMERICANO












Apareció en todas partes en las que las manadas vivieran en campo abierto, donde eran precisos hombres a caballo para vigilarlas, juntarlas y guiar el ganado.
Es por excelencia el hombre de la civilización de la pradera, necesariamente tenia su estilo de vida y sus valores morales.
El cow-boy (si hablamos del vaquero norteamericano) apareció primero en Texas, liberada del dominio mexicano en 1836 y Estado de la Unión en 1845, poseerá al final de la guerra civil cinco millones de cabezas de ganado bovino.









Origen del cowboy

Los españoles iniciaron lo que hoy es la tradición vaquera, que comenzó con el sistema de hacienda en la España medieval. Este estilo granjas se esparció a través de la península ibérica, y luego fue importado a la  Nueva España , lo que se denominaron haciendas coloniales. Las dos regiones poseen un clima seco y poco pasto, y por eso los ganados grandes requerían vastas porciones de tierra para obtener suficiente forraje. La necesidad de cubrir distancias grandes dio lugar al desarrollo del vaquero a caballo.

Durante el siglo XVI los conquistadores y otros colonizadores españoles llevaron sus tradiciones rurales así como sus caballos y reses a América, empezando por México y Florida. Las tradiciones de España sufrieron transformaciones por el ambiente geográfico y las circunstancias culturales de la Nueva España, que más tarde pasó a ser México y el sudoeste de EEUU. Al mismo tiempo, la tierra y la sociedad de América recibieron cambios drásticos por la influencia española.

Así, aunque son considerados como un icono norteamericano, los vaqueros comenzaron a partir de una tradición española, que evolucionó en lo que hoy se conoce como el vaquero del norte de México y el charro de las regiones Jalisco y Michoacán. Los primeros vaqueros eran de origen mestizo y nativo americano, mientras que gran parte de los hacendados –los dueños de estos ranchos de la Nueva España- eran españoles.










La llegada de los caballos fue muy importante,el caballo se había extinguido en América desde el final de la era de hielo prehistórica. Sin embargo, los caballos se multiplicaron rápidamente en esas tierras y se volvieron cruciales para el éxito de los españoles y demás colonizadores. Los primeros caballos eran de origen andaluz o árabe, pero comenzó a desarrollarse una raza única de caballos americanos en el norte y el sur de América a través de la cruza y la selección natural de los animales salvajes. Los Mustang o mesteños como los denominaban los mejicanos y otras razas de caballos coloniales ,ahora se llaman ‘salvajes’, pero en realidad eran caballos asilvestrados, descendientes de animales domésticos.

Mustangs


Mientras los comerciantes de habla inglesa se expandían hacia el oeste, las tradiciones españoles e inglesas, el idioma y la cultura se mezclaron entre sí. Antes de la guerra de América y México de 1848, los comerciantes y mercaderes de Nueva Inglaterra viajaron por barco a California donde se encontraron con hacendados y vaqueros e intercambiaron artículos por las pieles y sebo producido en los ranchos. Los comerciantes americanos tenían contactos similares con la vida vaquera. Comenzando con estos encuentros iniciales, el estilo de vida y el lenguaje de los vaqueros comenzaron una transformación que se fundiría con las tradiciones culturales inglesas y produciría lo que llegó a conocerse como la cultura americana del cowboy.

Muchos de los vaqueros eran veteranos de la guerra civil, sobre todo de la Confederación, que habían vuelto a hogares arruinados y no encontraron futuro, por lo cual fueron a buscar oportunidades al oeste. Algunos eran negros, hispanos, e incluso nativo-americanos, bretones, y escoseces.

Con la llegada de los trenes y el incremento de la demanda de carne en los inicios de la guerra  de secesión el vaquero americano evolucionó ya que las tradiciones antiguas junto con la necesidad de transportar el ganado de los ranchos donde crecían hasta la estación más cercana impusieron la necesidad del cambio.






Los vaqueros americanos surgieron de distintos lugares. A fines de 1860, a continuación de la guerra de secesión y la expansión de la industria ganadera, los antiguos soldados de la Unión y la Confederación se fueron al oeste en busca de trabajo, y así también lo hicieron muchísimos hombres blancos en general. También un número importante de ex esclavos afroamericanos siguieron el estilo de vida vaquera, en parte porque no había tanta discriminación en el oeste como en otras áreas de la sociedad americana de ese tiempo. Varios mexicanos e indios americanos que ya vivían en la zona comenzaron a trabajar para los vaqueros.

También muchos vaqueros eran indígenas que habían sido entrenados para trabajar en las misiones españolas y habían estado a cargo de los ganados de los misioneros. Luego, sobre todo después de 1890, cuando la política americana promovió la ‘asimilación’ de los indios, algunas de sus escuelas comenzaron a enseñar tareas para los ranchos. Actualmente, algunos nativos americanos del oeste de EEUU poseen ganado y pequeños ranchos, y muchos todavía son empleados como vaqueros, especialmente en los ranchos ubicados cerca de las reservas indias. El ‘vaquero indio’ se volvió una figura común del circuito de rodeos.
Nat Love











Debido a que los vaqueros tenían un estatus social bajo , no hay figuras firmes en la proporción actual de las distintas razas. Un escritor afirmó que los vaqueros eran ‘de dos clases: aquellos reclutados en Texas y otros estados de la falda este; y mexicanos, de la región del sudoeste’. El porcentaje de vaqueros mexicanos , afroamericanos e indios o mestizos era aproximadamente del 30% , el resto eran de raza blanca de distintas ascendencias y nacionalidades ,mayormente norteamericanos.

Más allá de su etnia, la mayoría de los vaqueros venían de clases sociales bajas, y la paga era baja. El vaquero promedio ganaba alrededor de un dólar por día, además de la comida y cuando estaba cerca del rancho, tenía una cama en un barracón con literas , en los días de traslado de ganado , su cama era el suelo y su techo las estrellas.

El ganado vivía en un estado semi-salvaje y pasaban gran parte del año pastando. En muchos casos los rancheros formaban sociedades y unían sus ganados en el mismo territorio. Para determinar la posesión de los animales se los marcaba con un símbolo distintivo, que se aplicaba con hierro caliente, generalmente cuando las reses eran jóvenes. La primera raza de ganado que apareció en campo abierto fue la Longhorn, descendiente de las vacas retinta y blanca españolas  importadas durante el siglo XVI, aunque a fines del XIX otras razas de ganado surgieron en el oeste, incluyendo a la Hereford traída de Inglaterra.
Longhorns

Para encontrar terneros y criarlos, y para separar a los animales dispuestos para la venta, los rancheros realizaban un rodeo, usualmente durante primavera. Los rodeos requerían habilidades especializadas tanto para los vaqueros como para los caballos. Las vaqueros que separaban a las vacas de la manada debían tener el mayor nivel de habilidades, y cabalgaban con caballos especialmente entrenados para seguir los movimientos del ganado. Una vez que separaban a los animales, los vaqueros tenían que enlazar a los terneros, marcarlos y castrarlos.

Se necesitaban muchos caballos para los rodeos. Cada vaquero necesitaba entre tres y cuatro caballos para un solo día de trabajo. También se hacían rodeo para agarrar a los caballos. Era una práctica común en el oeste que los potrillos tuvieran por madre a una yegua doméstica, pero se les ‘permitía’ crecer en un ámbito semi-silvestre. También habían manadas ‘salvajes’, generalmente de los durisimos y resistentes mustangs. Estos dos tipos de caballos eran capturados en los rodeos, y los animales maduros eran domados por vaqueros especializados en el entrenamiento de caballos. En algunos casos se usaban métodos extremadamente brutales para domarlos, y esos animales no eran completamente confiables. Sin embargo, otros vaqueros se dieron cuenta de la necesidad de tratar a los animales con costumbres más humanas y modificaron los métodos de entrenamiento de caballos, a menudo re-aprendiendo técnicas usadas por los vaqueros, sobre todo las de la tradición californiana. Los caballos entrenados con mayor delicadeza eran más confiables y útiles para una gran variedad de tareas.
















Luego surgieron competiciones informales entre los vaqueros para probar las habilidades de sus caballos y su ganado, y así, a partir de las tareas del vaquero, se desarrollaría mas adelante el deporte del rodeo.


Antes de llegar a mediados del siglo XIX, la mayoría de los rancheros criaba ganado para cubrir sus propias necesidades y vender a nivel local. Había un mercado limitado para el cuero, los cuernos, las pezuñas, y el sebo. A nivel nacional, antes de 1865, la demanda de carne era escasa. Al final de la guerra de secesión   Philip Danforth Armour abrió una planta de envasado de carne, y la demanda se incrementó significativamente. Para 1866, el ganado se vendía en los mercados del norte por $40 la cabeza, lo cual hizo que el transporte del ganado para su venta se convirtiera en un negocio rentable.








El primer esfuerzo a gran escala para transportar ganado de Texas hacia la estación terminal más cercana para un envío a Chicago ocurrió en 1866, cuando varios rancheros texanos se unieron para llevar sus ganados al punto más cercano del tren, que estaba en Sedalia, Missouri. Sin embargo, los granjeros del este de Kansas, temerosos de que los Longhorns transmitieran a su ganado la fiebre, formaron grupos que amenazaban con golpear o disparar a los vaqueros que encontraran en sus tierras. Así, el viaje de 1866 no llegó a la terminal del tren, y las cabezas de ganado se vendieron a precios bajos.

Sin embargo, en 1867 se construyó una facilidad para transportar ganado que llegaba a llevar 36000 cabezas. La ruta desde Texas hasta Abilene se volvió conocida como Chisholm Trail, en honor a Jesse Chisholm, quien marcó la ruta a seguir. Va a través de la actual Oklahoma, que era territorio indio en ese entonces. Sin embargo en esta ruta  y a pesar de las descripciones del cine del oeste, había pocos conflictos con los americanos nativos, que generalmente dejaban pasar al ganado por un peaje con alguna res como moneda de cambio. Luego se anexaron otros senderos a las terminales, incluyendo aquellos en Dodge City y Wichita, Kansas. Para 1877, la ciudad más grande de transporte de ganado, Dodge City, enviaba 500000 cabezas de ganado.

Los transportes de ganado tuvieron que buscar un equilibrio entre la velocidad y el peso del ganado. Aunque el ganado podía ser transportado unas 25 millas por día, perdían mucho peso por lo cual perdían valor cuando llegaban al final del trayecto. Generalmente hacían distancias cortas cada día, y dejaban tiempo para el descanso y el pastoreo al mediodía y a la noche. En promedio, una res podía mantener su peso saludable moviéndose alrededor de 15 millas por día. Esto significa que tomaba dos meses de viaje ir desde el rancho hasta la terminal de tren. El camino Chisholm, por ejemplo, era de 1000 millas de largo.







Aproximadamente, una manada de ganado en transporte llegaba a 3000 cabezas muchas cabezas se perdían en algunos de los traslados mas complicados , con ese contratiempo ya contaban los ganaderos antes del inicio del viaje . Para arrearlo se necesitaba un equipo de 10 vaqueros por lo menos, con tres caballos por vaquero. Los vaqueros trabajaban por turnos para cuidar al ganado las 24 horas del día, arreándolo en la dirección correcta durante el día y vigilándolo en la noche para prevenir estampidas y robos.

Uno de los eventos más temidos de la travesía era la estampida. Una tormenta, animal salvaje, ruido o ataques de los amerindios podían provocar que las bestias se esparcieran a toda velocidad a campo traviesa. Esto requería que los cowboys salieran tras de ellos, y los retornaran al lugar; tarea de gran coraje y destreza por el riesgo de poner sus vidas en peligro en caso de ser atropellados por los animales, lo que significaba una posible muerte para caballo y jinete.

 El equipo también incluía un cocinero, y un wrangler para que se encargara de los remuda (reemplazar caballos y cambiar aperos). El wrangler de la cuadrilla generalmente era un joven cowboy o alguien de clase social baja, pero el cocinero era un miembro muy respetado del equipo, ya que no sólo estaba a cargo de la comida, también se encargaba de los suministros médicos y tenía ciertos conocimientos de medicina práctica, el cocinero llevaba su propia carreta denominada chuckwagon en donde llevaba sus víveres , agua ,medicina y utensilios para cocinar y en la cual solía dormir , privilegio que no tenia el resto de hombres de la cuadrilla.



Chuckwagon , la carreta cocina







El cocinero, apodado Coosie o Cookie, dirigía su dominio con mano de hierro y también ejercía de médico , barbero.
Los alimentos básicos que se solían transportar eran judías, bacon, harina de trigo y de maíz, melaza, vinagre, sal y masa fermentada para elaborar pan. También podía haber fruta seca, cebollas, patatas, leche en conserva, tomates en lata, pasta y especias. Y por supuesto no faltaba la carne de buey fresca y la caza salvaje de la zona.
El carromato era originalmente un carro de víveres militares o un carro del rancho y constituía una cocina sobre ruedas, cuya parte trasera estaba equipada con compartimientos verticales a modo de alacena, en los cuales se guardaban los víveres y los utensilios.


El chuckwagon solía muchas veces ir de avanzadilla del propio ganado y sus cowboys , así cuando llegaran al lugar de comida , el cocinero ya había tenido la oportunidad de pararse e ir preparando la comida para los hambrientos vaqueros y  ofrecer su comida, al grito de come and get it! (¡Vengan y coman!).

Los vaqueros solían llevar en sus alforjas sus propias raciones de beef jerky (carne desecada y ahumada , especie de tasajo , herencia de los nativos americanos ) que  se conservaba en buen estado y comestible durante mucho tiempo , indiferentemente del clima que hiciera y siempre suponía un buen y nutritivo tentempié ,teniendo en cuenta que los días de trabajo a menudo duraban hasta 14-16 horas de trabajo.















Si un individuo iba a servirse café y alguien gritaba “¡hombre en la cazuela!”, era obligado a servir la bebida a todos. Esas reglas eran pensadas a favor del bien común.














Hacia 1880 la expansión de la industria ganadera desembocó en la necesidad de buscar tierras nuevas. Por eso muchos rancheros se fueron para el noroeste, donde todavía había tierras vacías. El ganado de Texas se dirigió al norte, a las montañas Rocosas y las Dakotas. El vaquero adaptó sus herramientas a las condiciones climáticas más frías, y el movimiento hacia el oeste de la industria también llevó a la fusión de numerosas tradiciones regionales desde California hasta Texas. Los vaqueros sacaban el mayor provecho posible de cada región.

Fin de las grandes praderas

El alambre de espino, un invento de 1880, permitió que el ganado se mantuviera en áreas designadas para evitar el sobrepastoreo. En Texas y las áreas circundantes, la población creciente necesitaba que los rancheros cercaran su territorio. En el norte, el exceso de pastoreo arruinó el campo abierto, llevando a la escasez de forraje durante el invierno para el ganado y en consecuencia, a la hambruna, sobre todo durante el duro invierno de 1886-1887, cuando cientos de reses murieron en el noroeste, creando un colapso en la industria ganadera.









Para 1890, el sistema de alambre de púas pasó a ser algo común en las planicies del norte, los caminos ferroviarios se habían expandido por casi toda la nación, y las plantas de envasado de carne se construían cerca de las principales áreas rancheras. De esta manera se terminó la era del campo abierto y de los largos transportes de ganado. Los viajes cortos continuaron hasta los ’40, ya que los rancheros necesitaban arrear el ganado hacia las terminales locales para transportarlo a las plantas de envasado. Mientras tanto, los ranchos se multiplicaron a lo largo del Oeste, lo cual mantuvo el trabajo de vaquero en alza, aunque todavía se pagaba poco.

Con el tiempo los vaqueros del Oeste americano desarrollaron una cultura personal, una mezcla de valores fronterizos y victorianos que incluso poseía valores de caballería. Este arduo trabajo en condiciones aisladas también condujo a una tradición de independencia e individualismo, con gran valoración de la honestidad personal.

En los ’30 y los ’40 las películas del oeste popularizaron el estilo de vida del vaquero, pero también formaron estereotipos. En la cultura pop, el vaquero y el pistolero a menudo están asociados. En la realidad, los rancheros tenían poco tiempo para algo más que el constante y duro trabajo del campo. De la misma manera los vaqueros aparecen a menudo luchando contra los indios. Sin embargo, la realidad indica que, aunque los vaqueros se defendían de los predadores y los ladrones, la mayoría de los conflictos armados que ocurrieron fueron entre los indios y la caballería del ejército estadounidense ó contra colonos en sus desplazamientos en esas largar caravanas en busca de nuevas tierras.

Actualmente  las tradiciones regionales vaqueras se mezclaron hasta cierto punto, aunque algunas diferencias regionales en el equipamiento y el estilo de cabalgar siguen vigentes, y algunas personas eligen preservar las técnicas del vaquero puro o buckaroo ( deformación de la palabra española vaquero)  aunque requirieran mayor habilidad y tiempo.













Las cowgirls
La historia de las mujeres en el oeste, y de las mujeres que trabajaban en los ranchos de ganado en particular, no está tan documentada como la de los hombres. Sin embargo, instituciones como la National Cowgirl Museum y el Salón de la Fama realizaron esfuerzos importantes en los últimos años para reunir y documentar las contribuciones de las mujeres.

Hay algunos documentos que mencionan a jóvenes o mujeres que trabajaban en el transporte del ganado en el viejo oeste. Sin embargo, las mujeres hacían muchos trabajos  en el rancho, y en algunos casos (sobre todo cuando los hombres se iban a la guerra o de viaje) los manejaban ellas. No hay duda de que las mujeres, particularmente las viudas y las hijas de hombres que poseían pequeños ranchos y no podían pagar muchos empleados, trabajaban hombro con hombro con los hombres, por lo cual tenían que montar caballos y realizar las mismas tareas. Las contribuciones no documentadas de las mujeres en el oeste fueron reconocidas por la ley; los estados del oeste fueron los primeros en promover el voto femenino en los EEUU, comenzando en Wyoming en 1869. Fotógrafas como Evelyn Cameron documentaron la vida de las mujeres de rancho y las vaqueras a fines del siglo XIX y comienzos del XX.




Aunque poco práctica para el trabajo diario, el estilo de cabalgada inglesa era una herramienta que permitía a las mujeres cabalgar en entornos públicos ‘respetables’ en lugar de ir a pie o en carros. Luego de la guerra  de secesión  Charles Goodnight modificó este estilo tradicional, creando el diseño occidental. Las tradicionales ‘charras’ de México preservaron una tradición similar.

Annie Oakley













No fue sino hasta el advenimiento de los shows del lejano oeste que las vaqueras aparecieron en escena. Estas mujeres eran muy habilidosas, y demostraban que podían cabalgar, ser expertas tiradoras, y realizar trucos con sogas que entretenían a las audiencias de todo el mundo. Mujeres como Annie Oakley se volvieron conocidas. Para 1900, las polleras (faldas y enaguas) divididas para cabalgar cobraron popularidad, y permitieron a las mujeres competir contra los hombres sin escandalizar a las audiencias de la época victoriana. En las películas que comenzaron a principios del siglo XX en adelante, las vaqueras expandieron sus roles en la cultura popular y los diseñadores desarrollaron vestimentas atractivas para ellas.

Fuera de la industria del entretenimiento, el crecimiento del rodeo trajo otro tipo de vaqueras. En los primeros shows de Wild West y rodeos, las mujeres competían en todos los eventos, a veces contra otras mujeres. Vaqueras como Fannie Sperry Steele tomaron los mismos riesgos que los hombres y compitieron en rodeos importantes como el Calgary Stampede y el Cheyenne Frontier Days.




La competencia de rodeo para mujeres cambió después de 1925, cuando los promotores del este comenzaron a organizar rodeos en lugares cerrados, como el Madison Square Garden. Las mujeres en general eran excluidas de los eventos masculinos, y muchos de los eventos femeninos fueron desechados. En los rodeos a dia de hoy, hombres y mujeres compiten en pie de igualdad solo en pruebas como los trucos con la soga, aunque técnicamente las mujeres pueden entrar a otras pruebas. También hay rodeos de mujeres, donde se compite en el toro, y otros eventos tradicionales. Sin embargo, en los rodeos abiertos, las vaqueras compiten más que nada en las pruebas de cabalgada.

Generalmente los varones y mujeres compiten entre sí en todos los eventos de los rodeos de preparatoria así como en la competición  O-Mok-See, donde los hombres realizan eventos tradicionales de mujeres. Fuera del mundo del rodeo, las mujeres compiten en igualdad con los hombres en casi todos los eventos ecuestres, incluyendo las Olimpíadas.








Las vaqueras de hoy en día usan las mismas vestimentas, herramientas y equipamiento de los hombres, aunque los colores y diseños pueden variar. Las sillas de montar sólo aparecen en exhibiciones. Una vaquera lleva puesto jeans, camisas apretadas, botas, sombrero, y cuando es necesario, guantes y chaparreras. Cuando trabaja en el rancho realiza las mismas tareas que los vaqueros.

Tradiciones regionales de los vaqueros en los EEUU

Geográficamente, el clima y las tradiciones culturales provocan diferencias en el desarrollo de los métodos de manejo de ganado y en el equipamiento en las distintas partes de EEUU. En el mundo moderno quedan remanentes de las dos tradiciones principales de los vaqueros, conocidas como la tradición ‘Texana’ y la ‘Española’ o ‘California’. Otras tradiciones menos conocidas se desarrollaron en Hawai y Florida.


Tradición de Texas
A comienzos del 1800, la corona española, y luego el México independiente, ofrecieron subvenciones empresariales a los no ciudadanos, como las personas originarias de EEUU. En 1821 Stephen F. Austin y sus camaradas de la Costa Este se convirtieron en la primera comunidad anglosajona en hablar español. Luego de la independencia de Texas en 1836, más americanos emigraron a las áreas rancheras de Texas. Allí fueron muy influenciados por la cultura vaquera mexicana, y tomaron palabras y atuendos de sus contrapartes, pero retuvieron algunas de sus tradiciones culturales de EEUU y Gran Bretaña.

Luego de la Guerra Civil Americana, la cultura vaquera se difundió hacia el este y el norte, y se combinó con las tradiciones ganaderas del este de EEUU que evolucionaron cuando los ocupantes se movieron al oeste. Otras influencias se desarrollaron fuera de Texas mientras se construían transportes de ganado para que se cruzaran con las líneas ferroviarias de Kansas y Nebraska, además de expandir las oportunidades rancheras en las Planicies Altas y el frente de las Rocallosas.

De esta manera, la tradición vaquera de Texas surgió a partir de una combinación de influencias culturales, de la necesidad de adaptarse a la geografía y el clima del oeste del estado y de crear caminos más largos para llevar a los animales al mercado.








Tradición de California

El vaquero, un español o un mexicano que trabajaba con caballos jóvenes y salvajes, llegó en el 1700 y se expandieron por California y los territorios fronterizos durante el período colonial español. Los habitantes de EEUU no entraron en California hasta la guerra México-americana, y la mayoría de los habitantes eran mineros, por lo cual el crecimiento del ganado quedó a manos de la gente española y mexicana que se había quedado en California. El vaquero de California o ‘buckaroo’ era considerado un trabajador muy habilidoso , que por lo general se quedaba en el mismo rancho donde había nacido y formaba allí su familia. Además, la geografía y el clima de California era muy distinto del de Texas, lo que permitía mayor pastoreo en menos campo, y además el ganado se comerciaba a nivel regional en California, por eso no tenían la necesidad de conducir cientos de millas por tren. Así, la cultura equina y ganadera permaneció en California y el noroeste pacífico con una influencia muy grande de los españoles.

Los vaqueros de esta tradición son llamados ‘buckaroos’ por los habitantes de habla inglesa. El término apareció oficialmente en el inglés americano en 1889, y se cree que tiene su origen en la versión pasada al inglés de ‘vaquero’, aunque existe una etimología folclórica que indica que el término deriva de ‘bucking’, un comportamiento de los caballos jóvenes. Las palabras ‘buckaroo’ y ‘caquero’ todavía son usadas ocasionalmente en el Gran Cañón, en algunas partes de California, y a veces en el noroeste del Pacífico.



Vaquero cracker







Cazador de vacas de Florida o ‘Vaquero cracker’

El ‘cazador de vacas’ de Florida o ‘vaquero cracker’ de los siglos XIX y XX era distinto de aquel de las tradiciones de Texas y California. Los vaqueros de Florida no usaban lazos para capturar al ganado. Sus herramientas principales eran los perros. El ganado y los caballos de Florida eran excasos. La ‘vaca cracker’, también conocida como ‘vaca nativa’ pesaba alrededor de 600 libras, tenía cuernos largos y pies grandes.

Como el cazador no tenía un cuerno de montura para sujetar a los animales, muchos usaban la silla McClellan ( es un tipo de silla que no lleva el clásico cuerno o pico donde los vaqueros anudaban sus cuerdas después de lazar a la res). Aunque algunos usaban botas que llegaban arriba de las rodillas para protegerse de las serpientes, otros usaban brogans ( tipo de de bota corta y acordonada). Generalmente llevaban ropa barata y sombreros de paja, y usaban ponchos para protegerse de la lluvia.



El ganado y los caballos llegaron a Florida en el siglo XVI. A lo largo del siglo XVII, los ranchos de ganado de los oficiales españoles y los misioneros operaron en el norte de Florida para asegurar el fuerte español en San Agustín y los mercados de Cuba. Estos ranchos estaban habitados mayoritariamente por los indios Timucua, pero había algunos españoles. Las enfermedades y las rebeliones reprimidas por los españoles redujeron severamente la población de Timucua, además las redadas de los soldados de la provincia de Carolina y sus aliados indígenas redujeron a los Timucuas todavía más y terminaron con la era ranchera española hacia comienzos del siglo XVIII.














En el siglo XVIII Creeks, Seminolas y otros pueblos indios se fueron a las antiguas  áreas Timucua y comenzaron a encargarse del ganado abandonado en los ranchos españoles. En el siglo XIX la mayoría de las tribus del área fueron desposeídas de sus tierras y ganados, y el gobierno de EEUU los empujó hacia el sur o el oeste. Hacia mediados del siglo XIX los rancheros blancos manejaban grandes cantidades de ganados en los extensos campos de Florida central y del sur.

Los cueros y carnes del ganado de Florida se volvieron un suministro tan indispensable para la Confederación durante la guerra civil americana que se organizó una ‘caballería cowboy’ para proteger los animales de los ladrones de la Unión. Después de la guerra civil, el ganado de Florida fue transportado periódicamente a los puertos del Golfo de México para ser enviado a Cuba.



Paniolos







El vaquero de Hawaii

El vaquero de Hawaii, el ‘paniolo’, también es descendiente directo de los vaqueros de California y de México. Los expertos en la etimología hawaiana creen que ‘Paniolo’ es la pronunciación hawaiana de ‘español’. El paniolo, al igual que los vaqueros de Norteamérica, aprendía sus destrezas de los vaqueros mexicanos.

A comienzos del 1800, el capitán George Vancouver le regaló un ganado a Pai’ea Kamehameha, rey de las tierras hawaianas, y se multiplicó rápidamente. Alrededor de 1812 John Parker, un marinero que se había establecido en las islas recibió permiso de Kamehameha para capturar ganado salvaje y desarrollar la industria ganadera.


El estilo hawaiano de rancho originariamente incluía la captura de ganado salvaje por un método que consistía en llevarlos hacia trampas excavas en el suelo del bosque. Una vez domesticados por el hambre y la sed, eran transportados a una rampa, y ataban sus cuernos a los de un buey que sabía donde estaba el corral con agua y comida. La industria creció lentamente bajo el reinado del hijo de Kamehameha, Liholilo.

Posteriormente, el hermano de Liholiho, Kauikeaouli visitó California, que todavía formaba parte de México entonces. Fue impresionado por las habilidades de los vaqueros mexicanos, por lo cual invitó a varios a Hawai en 1832 para que les enseñaran a su pueblo cómo trabajar con el ganado.
Paniolos













Hasta el día de hoy, la vestimenta tradicional del paniolo, así como ciertos estilos de los atuendos formales hawaianos, reflejan la herencia española del vaquero. La silla de montar hawaiana tradicional, o noho lio, y muchas otras herramientas de vaqueros poseían una marca mexicana/española distintiva, y muchas familias rancheras todavía llevan los nombres de los vaqueros que se casaron con mujeres hawaianas y se fueron a vivir allí.







Vaqueros modernos

En el rancho, el vaquero es responsable de alimentar al ganado, de marcarlo y de atender a sus heridas u otras necesidades. El vaquero generalmente está a cargo de un pequeño grupo de caballos, y debe patrullar habitualmente el campo (haga el tiempo que haga) para verificar daños en cercas, controlar posibles depredadores, problemas con el agua, y otros asuntos.













También deben arrear el ganado por distintas zonas de pasto, arrearlo hacia los corrales o hacia camiones para transportarlo. Además, los vaqueros pueden hacer otros trabajos, dependiendo de su equipo o su rancho, del terreno, y del número de cabezas de ganado. En un rancho pequeño los vaqueros (a menudo miembros de la familia) realizan cualquier clase de tareas; reparan cercas, mantienen en buen estado el equipo del rancho, etc. en un rancho más grande, con muchos empleados, los vaqueros pueden especializarse en tareas relacionados con los caballos y el ganado. Los vaqueros que entrenan caballos generalmente se especializan en esta tarea únicamente.



La vestimenta de los vaqueros

La mayor parte del atuendo vaquero, algunas veces denominado vestimenta western, surgió por necesidad práctica y por el ambiente en el que el vaquero vivía. La mayoría de ropa y enseres fueron adaptados de los vaqueros mexicanos, aunque fuentes de otras culturas, como nativo-americanos y los mountain man también contribuyeron.
Boss of the plains






Boss of the plains






Sombrero vaquero: un sombrero con una ala grande para proteger del sol. Hay muchos estilos, influenciados por ‘Boss of the plains’ de John B. Stetson, un diseño basado en una mezcla de elementos del sombrero mexicano y los sombreros de la Unión y la caballería de la Confederación , en realidad ese modelo de stetson no es típico sombrero vaquero que acostumbramos a ver en muchas peliculas.
Bandana: un pañuelo de algodón que tiene muchísimos usos, desde limpiar el sudor hasta proteger el rostro de las tormentas de arena. En tiempos modernos se usa más un pañuelo de seda.












Botas vaqueras: una bota alta para proteger las piernas, punteras para ayudar a que encaje el pie en el estribo, y tacos para evitar que el pie se resbale de la montura; pueden o no tener espuelas. Hoy en día es mas usual la suela de cuero lisa y el tacón cubano









Chaparreras: protegen las piernas del jinete cuando va a caballo, sobre todo cuando tiene trabajo pesado con el ganado.
Jeans u otros pantalones apretados hechos de denim, diseñados para proteger las piernas. Los pantalones vaqueros bien hechos tienen una costura interior suave para proteger el muslo interno y la rodilla mientras se cabalga , pero esto es mas bien algo mas del vaquero a partir del 1900 en años anteriores era raro el vaquero que usaba jeans , usaban pantalones de distintos materiales, el mas usado la pana , protegidos por zahones (chaparreras) de cuero.
Guantes: generalmente son de cuero de venado o de otro cuero que sea suave y flexible para los propósitos del trabajo, al mismo tiempo que da protección cuando se trabaja con alambres de espino o se limpia malezas.
Muchos de estos ítems muestran variaciones regionales. Los parámetros como el ancho del ala del sombrero o la longitud de las chaparreras y el material fueron ajustados según las condiciones ambientales que encontraban los vaqueros.

Herramientas

El lazo o lariat, viene del español ‘la riata’, que significa ‘la soga’. Es una soga dura, originariamente de cuero o de crudo, actualmente de nylon, hecha con un pequeño nudo en un de sus extremos llamado ‘hondo’. Cuando la soga pasa por el hondo, crea un lazo que se desliza fácilmente, se aprieta ajustado y puede ser lanzado para capturar animales.











Espuelas  metálicas unidos al tobillo de la bota, con una pequeña rueda dentada. Se usa para dar un mejor taconazo al caballo.













Armas de fuego, los vaqueros modernos a menudo tienen acceso a los rifles, que se usan para proteger al ganado de los animales predadores. Las pistolas se suelen usar cuando se va a caballo. En el rancho moderno se usa un rifle ‘varmit’ calibre 22 para los peligros rancheros, como las víboras, los coyotes, y los zorrillas rabiosas. En áreas cercanas a tierra salvaje, un vaquero puede llevar un rifle de calibre alto para eliminar a los predadores más grandes como pumas. El vaquero de 1880 generalmente llevaba un revólver de calibre pesado como por ejemplo una Colt Peacemaker 45. El vaquero de esa época no solía usar un arma grande, ya que podía ser incómodo para trabajar con su ganado y era pesada. Sin embargo, muchos vaqueros tenían su rifle, y a menudo los usaban para la caza en temporada. Aunque usaban varios modelos, los vaqueros que eran cazadores preferían los rifles. La más popular (sobre todo gracias al cine) de las armas largas eran los Winchester de repetición, sobre todo los modelos livianos como el Modelo 1873 , pero siendo realistas el arma mas usada en toda la conquista del oeste quizás fuera la escopeta de doble cañón de cartuchos , mas baratas y mas facil de utilizar aunque se tuviera menos puntería. Cuchillo, los vaqueros tradicionalmente usaban cuchillos de diferentes tipos como el bowie , pero lo mas usual eran las navajas que llevaban en fundas de cuero.






Los caballos vaqueros

Los medios tradicionales de transporte para el vaquero, incluso en la era moderna, son los caballos. Estos animales pueden viajar por terrenos en los que los vehículos no pueden acceder. Los caballos, junto con las mulas y los burros, también sirven como animales de carga. El caballo más importante del rancho es el que se usa para el trabajo diario y puede realizar varias tareas; los caballos entrenados para una tarea específica, como arrear, rara vez se usan en los ranchos. Como el jinete tiene que tener una mano libre mientras trabaja con el ganado, el caballo debe ser manso y tener un buen ‘sentido vacuno’, es decir, debe saber instintivamente cómo anticipar y reaccionar frente al ganado.

Un buen caballo mide menos de 62 pulgadas (1,58 mts) a la cruz y pesa alrededor de 1000 libras(450 kgs) además, tiene que tener un tronco corto, piernas robustas y músculos fuertes, sobre todo en sus cuartos traseros. Aunque un caballo usado para agarrar animales con el laso debe ser más grande y pesado, para las actividades de arreo debe usarse un caballo más veloz. Este tipo de caballos deben ser inteligentes y tranquilos bajo situaciones de presión.

Caballo American Quarter








Muchas razas de caballos sirven para estas tareas, pero la más común actualmente en Norteamérica es la del caballo American Quarter, que es una raza criada principalmente en Texas a partir de una combinación entre la raza Mustang y otros caballos de origen Ibérico, con influencias de los caballos árabes y de los de la costa este, como los Morgan por ejemplo.


El equipo usado para montar un caballo es llamado ‘arreo’ e incluye:

Silla de montar del oeste: una silla diseñada especialmente para permitir al caballo y al jinete trabajar por muchas horas, y aporta seguridad al que monta en terreno duro o en movimientos rápidos. La silla tiene un asiento profundo con soportes que aseguran estabilidad. Los estribos anchos son cómodos y seguros para los pies. La silla distribuye el peso del jinete a lo largo del torso del caballo, reduciendo las libras llevadas por pulgada y permitiendo que el caballo pueda correr más sin lastimarse.
Manta: la frazada se pone bajo la montura para dar comodidad y protección al caballo.
Bolsas o alforjas se pueden agarrar a la silla para llevar varios cosas y provisiones extra.
Bridas: las bridas generalmente tienen riendas largas para controlar al caballo en distintas situaciones. Generalmente las bridas no tienen bozal.
Los arneses se usan para caballos que están siendo entrenados o que tienen problemas de comportamiento.













Transporte moderno
El vehículo más común del rancho moderno es la camioneta pickup. Resistentes y amplias, tienen una caja abierta, llamada ‘cama’, y puede transportar provisiones del pueblo y a través de trayectos complicados en el rancho. Se usan para llevar ganado de un área hacia otra y hacia el mercado. Con un trailer para caballos unido, pude llevar caballos por áreas distantes.  
Las motocicletas se usan a veces en lugar de los caballos para algunas tareas, pero el vehículo pequeño más común es el quad. Puede llevar rápidamente a un vaquero por el rancho para realizar tareas pequeñas. En áreas con mucha nieve, se usan las motonieves. Sin embargo, a pesar de la mecanización moderna, todavía hay trabajos, sobre todo aquellos que involucran trabajo ganadero en terreno duro, que se hacen mejor a caballo.











El vaquero en la cultura

A medida que la frontera terminaba, la vida del vaquero pasó a ser muy idealizada. Las exhibiciones como la de Buffalo Bill Cody’s Wild West Show ayudaron a popularizar la imagen del vaquero como representante ideal de la tradición de la caballería.

En la sociedad actual se sabe poco sobre las realidades diarias de la verdadera vida de campo. Los vaqueros a menudo están más asociados con las luchas contra los indios que con su verdadera vida de trabajo en el rancho. Actores como John Wayne son pensados como el ejemplo del vaquero ideal, a pesar de que las películas western no son parecidas a la verdadera vida del cowboy. Podría decirse que el competidor de los rodeos modernos está más cerca de ser un verdadero vaquero, ya que muchos de ellos se criaron en ranchos, y el resto aprendió los gajes del oficio trabajando con el ganado.

Sin embargo, en los Estados Unidos y el oeste canadiense, así como en Australia, los ranchos-hotel ofrecen a la gente la oportunidad de andar a caballo y probar una pizca de la vida del oeste, aunque con muchas más comodidades. Algunos ranchos incluso ofrecen a los turistas la oportunidad de llevar a cabo tareas vaqueras participando en arreos o acompañando en los vagones del tren. Este tipo de vacaciones se popularizó en 1991 gracias a la película City Slickers, protagonizada por Billy Crystal.

El vaquero también aparece como el ideal de la virilidad gracias a imágenes que van desde la de John Wayne hasta el Marlboro man











Simbolismo del vaquero
La larga historia de Oeste en la cultura popular tiende a definir a aquellos vestidos con las ropas del oeste como vaqueros o vaqueras, sin importar si anduvieron alguna vez a caballo o no. Esto es especialmente cierto cuando se aplica a los animadores o a los que se encuentran en la arena pública y usan esa vestimenta como parte de su personaje

Sin embargo, muchas personas, sobre todo en el oeste, visten elementos de la vestimenta western, sobre todo las botas o los sombreros, por cuestiones de forma aunque tengan otros trabajos. Al contrario, algunas personas criadas en rancho no se definen necesariamente como vaqueros o vaqueras a menos que su trabajo sea trabajar con el ganado, o que compitan en rodeos.









Los verdaderos vaqueros en general tienden a valorar la honestidad personal y tienen expresiones burlonas para las personas que adoptan los manierismos vaqueros por moda sin entender su cultura. Por ejemplo, un ‘vaquero drugstore’ es alguien que usa la ropa pero no puede cabalgar nada mas que el taburete de la barra del bar. La frase ‘todo sombrero y nada de ganado’ se usa para describir a alguien que habla maravillas de sí mismo pero en realidad no tiene ningún logro. La palabra ‘dude’ sirve para indicar a un individuo que no está familiarizado con la cultura vaquera.

Fuera de los EEUU, el vaquero se convirtió en el símbolo arquetípico del individualismo americano. A fines de 1950, una subcultura joven llamada ‘The Bills’ basaba su estilo en las descripciones cinematográficas de los vaqueros en las películas. Algo similar pasó con el término ‘Apache’, que en la sociedad parisina del siglo XX era la jerga para nombrar a un forajido o al típico personaje de los suburbios






ESCRITO POR PILAR GUIROY
ADAPTADO Y ACTUALIZADO POR PEDRO AMTRY

Otras fuentes:
http://www.mexicoarmado.com

http://www.linkmesh.com
http://paseandohistoria.blogspot.com

jueves, 21 de marzo de 2013

MARK TWAIN - EL GENIO DEL RIO








DENTRO DE 20 AÑOS
ESTARÁS MAS DECEPCIONADO
POR LAS COSAS QUE NO HICISTE.
ASÍ QUE SUELTA AMARRAS.
NAVEGA LEJOS DE PUERTO.
ATRAPA LOS VIENTOS ALISIOS EN TUS VELAS.
EXPLORA,SUEÑA, DESCUBRE.

MARK TWAIN





Samuel Langhorne Clemens su verdadero nombre ,hasta que a la edad de 28 años, decidió empezar a usar el que seria su siguiente y archiconocido seudónimo  Mark Twain, escritor ,humorista y orador ,nacio en Florida , Missouri el 30 de noviembre de 1835 y moriria el 21 de abril de 1910 en  Redding, Connecticut

Cuando contaba con cuatro años, su familia se trasladó a Hannibal ,Missouri, un puerto fluvial en el Mississippi, donde el joven asistió a la escuela pública. Tras la muerte de su padre, en 1847, fue aprendiz en dos imprentas y, en 1851, comenzó a crear la planchas tipográficas y a publicar notas en el periódico de su hermano, el Hannibal Journal.
Más adelante trabajó en imprentas de Keokuk, Iowa, Nueva York, Filadelfia y otras ciudades ,inspeccionó minas de plata, fue buscador de oro... Eran los años de la conquista del Oeste, después, como piloto de un barco de vapor por el río Mississippi hasta que la Guerra civil estadounidense hizo imposible su navegación. En el año 1861, se alistó por un breve periodo de tiempo en una compañía irregular de voluntarios de caballería del ejército Confederado

George Alfred Townsend, Mark Twain and David Gray

















La pluma se convirtió en el modo más realista de ganarse la vida. Trabajó como periodista en varias cabeceras y le dio a la ficción hasta que en 1865, año en que termina la guerra, le llegó su primer éxito  "La célebre rana saltarina del condado de las Calaveras"
A comienzos de los años setenta, el autor de Missouri reflejó sus experiencias en el Lejano Oeste en una novela titulada Roughing it (1872)
Pero lo que le catapultaría a la fama fue la publicación en 1876 de la historia de un chico huérfano que vive con su tía Polly a orillas del Mississippi llamado Tom Sawyer. Sus aventuras, al igual que las protagonizadas por su mejor amigo, Huckleberry Finn son ya clásicos de la literatura imprescindibles para lectores de cualquier edad.











Las aventuras de Huckleberry Finn, publicada en 1884, marcó el punto de mayor nivel de su carrera superando las obras anteriores de carácter más liviano. En el Huckleberry Finn se dan la mano el humor y la reflexión profunda, la ironía y la crítica social despiadada. Con ella comienza el período de amargo pesimismo de Twain respecto al género humano, tendencia que fue acrecentándose con el paso del tiempo hasta llegar a una abierta decepción respecto a la humanidad.


Durante su viaje por el Mediterráneo, Charles Langdon le enseñó una foto de su hermana, Olivia, a la que llamaban habitualmente Livy; Twain afirmó haberse enamorado a primera vista. Se conocieron en persona en diciembre de 1867, e iniciaron un noviazgo a lo largo de 1868, mantenido sobre todo por carta; aunque Olivia rechazó su primera propuesta de matrimonio, al año siguiente se prometieron y en febrero de 1870 contrajeron matrimonio en Elmira (Nueva York).

El 2 de junio de 1872, al poco tiempo de trasladarse a Hartford y antes de instalarse en su nueva casa, su hijo Langdon murió de difteria con tan solo 19 meses de edad.Fue su único hijo varón, pero Olivia dio a luz a tres hijas: Olivia Susan (Susy, 1872–1896), Clara (1874–1962) y Jane (Jean, 1880–1909).


Twain,ya fue popular cuando estaba vivo (algo que entonces experimentaban muy pocos) y supo retratar y criticar como nadie las injusticias de su época y de su tierra, el sur de EEUU: el racismo, la segregación, el maltrato, el odio, los excesos… su enorme popularidad en buena parte debido a su constante presencia en los principales diarios norteamericanos.















Consiguió un gran éxito como escritor y orador. Su ingenio y sátira recibieron alabanzas de críticos y colegas, y se hizo amigo de presidentes estadounidenses, artistas, industriales y realeza europea.
Carecía de visión financiera y, aunque ganó mucho dinero con sus escritos y conferencias, lo malgastó en varias empresas, y se vio obligado a declararse en bancarrota.
Gracias a sus escritos y conferencias, y a la ayuda de su nuevo amigo Henry H. Rogers, Twain pudo recuperarse económicamente. Su gran amistad con Rogers, directivo de la Standard Oil y un prominente empresario y financiero, se inició en 1893 y se mantuvo hasta su muerte, en 1909. Entre otras cosas, Rogers hizo que Twain presentara una declaración de quiebra de su editorial, y que transfiriera los derechos de autor de sus obras a su esposa, Olivia, para impedir que los acreedores se hicieran con ellos. Rogers se hizo cargo de las finanzas de Twain hasta conseguir pagar todas sus deudas











En sus últimos años de vida, Twain pasó por un período de depresión profunda, situación que se reflejó en sus trabajos. En 1896 su hija Susy, de tan solo 24 años de edad, murió de meningitis. Tras vivir tres años en Riverdale, Nueva York, en 1903 su esposa enfermó y se trasladaron a Italia buscando, por recomendación médica, un clima más cálido; vivieron en Villa di Quarto, en las afueras de Florencia, hasta que Olivia falleció en 1904 de un paro cardíaco. Clara, su hija mediana, se casó en 1909, pero su hija pequeña, Jean, murió la Nochebuena de ese mismo año, probablemente a causa de un ataque epiléptico, y su gran amigo Henry Rogers murió repentinamente víctima de un ataque cerebral.

En 1907 recibió el título de doctor honoris causa por la Universidad de Oxford (Reino Unido). La ceremonia de entrega se celebró el 26 de junio de 1907 con la asistencia de un gran número de altas personalidades. Este doctorado fue un honor muy apreciado por Twain.

En 1909 Twain dijo:
«Vine al mundo con el cometa Halley en 1835. Vuelve de nuevo el próximo año, y espero marcharme con él. Será la mayor desilusión de mi vida si no me voy con el cometa Halley. El Todopoderoso ha dicho, sin duda: 'Ahora están aquí estos dos fenómenos inexplicables; vinieron juntos, juntos deben partir'. ¡Ah! Lo espero con impaciencia.»

Su predicción se cumplió: Twain murió en Redding (Connecticut) de un ataque al corazón sobre las 6 de la tarde del 21 de abril de 1910, a los 74 años de edad, el día antes del perihelio del retorno a la Tierra del cometa.






OTRAS COSAS SOBRE MARK TWAIN

Clasificar la obra de Twain de acuerdo con los esquemas tradicionales que dividen la literatura en géneros es una tarea tan difícil como vana. El origen de su obra es uno solo: su vida. Sus escritos, ya sean novelas, narraciones de viajes o textos humorísticos, derivan directamente de su experiencia personal.













Para Twain hay dos clases de mentiras o, mejor, la Mentira se manifiesta de dos formas. La primera es la que todos conocemos: decimos que lo blanco es negro, por ejemplo. El efecto de estas mentiras es muy variable, dependiendo del objetivo que ésta busque. La segunda forma, la de la Afirmación Silenciosa, es mucho más peligrosa porque ya no se trata de decir que lo blanco es negro, sino de vivir como si lo blanco fuera realmente negro. De la primera forma engañamos a los otros; de la segunda nos engañamos nosotros mismos, esto es, vivimos en el engaño.
"La conspiración universal de la mentira de la afirmación silenciosa está presente siempre y en todas partes y trabaja siempre en interés de una estupidez o de una falsedad, jamás en interés de algo noble o respetable. Y parece tener el aspecto de la más tímida y ramplona de todas las mentiras. Durante siglos y siglos ha trabajado en favor de despotismos, aristocracias y esclavitudes militares, esclavitudes religiosas, y a todas ha mantenido con vida; las mantiene con vida todavía, aquí, allá y acullá, por todas partes del globo; y seguirá manteniéndolas vivas hasta que la mentira de la afirmación por el silencio se retire del negocio... la afirmación silenciosa de que nada sucede de lo que los hombres justos e inteligentes sean conscientes y a lo que por deber hayan de poner fin"

Twain mostró a lo largo de su vida un gran interés por la ciencia, la investigación científica y las nuevas tecnologías. Entabló una gran y prolongada amistad con Nikola Tesla, y ambos pasaron mucho tiempo juntos en el laboratorio de Tesla.













El personaje que veis en primer plano es el famoso escritor Mark Twain, iluminado por la lámpara incandescente que sujeta entre sus manos. En la parte de atrás, un fantasmal Nikola Tesla se asoma entre las sombras como el mismísimo Velázquez de Las Meninas, controlando el experimento. La fotografía está tomada en el laboratorio de Tesla, en 1894, y refleja el momento en que Twain conecta los dos extremos de un circuito y deja que la electricidad traspase su cuerpo para iluminar la lámpara. El fenómeno se describía con mucho detalle y cierta sorpresa en un artículo de la época titulado "Tesla's Osillator and Other Inventions" en el que se resumían las nuevas creaciones del genial inventor.

También es digno de recordarse como un vicioso del tabaco. Mark Twain usaba pipa y fue de los primeros en reconocer que era esclavo de una adicción, la cual relacionaba con su virtual imposibilidad de dejar de escribir. con su habitual sentido del humor, Twain dijo en una ocasión "dejar de fumar es fácil, yo ya lo dejé unas 100 veces".













Fue también un reconocido amante de los gatos desde niño. En su casa de Missouri, Mark Twain (cuyo nombre real era Samuel Langhorne Clemens) compartió la niñez con una veintena de gatos sureños. Por su vida adulta pasaron asimismo numerosos felinos: Apollinaris, Bambino, Beelzebub, Buffalo Bill, Satan, Sin, Sour Mash, Zoroaster...





ALGUNAS DE SUS MEJORES FRASES

Un banquero es un señor que nos presta un paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover

Es mejor tener la boca cerrada y parecer estúpido que abrirla y disipar la duda

Si dices la verdad, no tendrás que acordarte de nada.

He descubierto que no hay forma más segura de saber si amas u odias a alguien que hacer un viaje con él.

Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años.

Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordáis y no os morderá. Esa es la diferencia más notable que hay entre un perro y un hombre.

¿Por qué nos alegramos en las bodas y lloramos en los funerales? Porque no somos la persona involucrada.

El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía.

El arte de vivir consiste en conseguir que hasta los sepultureros lamenten tu muerte.

La buena educación consiste en esconder lo bueno que pensamos de nosotros y lo malo que pensamos de los demás.



LO MAS IMPORTANTE DE SUS OBRAS

Autobiografía 1924
La curiosa república de Gondour y otros extraños relatos cortos 1919
El forastero misterioso 1916
Carta a los pioneros de California 1911
El Jubileo de la reina Victoria 1910
Los escritos irreverentes 1909
El Capitán Tormentas 1909
¿Ha muerto Shakespeare? 1909
La historia de un caballo 1907
Diarios de Adán y Eva 1906
Un legado de 30.000 dólares 1906
¿Qué es el hombre? 1906
Oración de guerra 1905
Soliloquio del rey Leopoldo. Una defensa de su dominio del Congo 1905
Cuento de un perro 1904
Extracto del diario de Adán 1904
Dos detectives ante un barril 1902
A la persona sentada en la oscuridad 1901
Inglés como se lo enseñan 1901
El hombre que corrompió a Hadelyburg y otros relatos 1900
Los sinsabores de la vida humilde 1900
Viajes alrededor del mundo siguiendo el ecuador 1897
Tom Sawyer Detective 1897
Recuerdos personales de Juana de Arco 1896
Cabezahueca Wilson 1894
El conde americano 1892
Un reportaje sensacional y otros relatos 1890
Un yanqui en la corte del Rey Arturo 1889
Las aventuras de Huckleberry Finn 1884
Vida en el Mississippi 1883
El príncipe y el mendigo 1882
El robo del elefante blanco 1882
Una aventura curiosa 1881
Un vagabundo en el extranjero 1880
Una excursión tranquila 1878
Taladrad, hermanos, taladrad 1878
Las aventuras de Tom Sawyer 1876
Los inocentes en su país 1873
La edad dorada 1873
Cuentos humorísticos 1872
Una vida dura 1872
Un sueño raro 1872
Los inocentes en el extranjero 1869
Guía para viajeros inocentes 1868
La célebre rana saltarina del distrito de Calaveras 1865





http://www.elmundo.es
http://www.epdlp.com
http://pendientedemigracion.ucm.es
http://www.fogonazos.es
http://www.sant-cugat.net
http://www.mcnbiografias.com
http://carrollera.bligoo.com
http://www.buscabiografias.com
http://es.wikipedia.org


miércoles, 20 de marzo de 2013

LA IDITAROD - LA CARRERA DEL SUERO



El 20 de Enero de 1925, un mensaje telegráfico atravesó la congelada tundra:

“Nome llamando…Nome llamando…tenemos un brote de difteria…no contamos con suero…requerimos de ayuda urgente…Nome llamando…Nome llamando…”



Seppala y Togo







La carrera de trineos de perros Iditarod , tiene su origen en un hecho que aconteció en 1925, cuando una terrible epidemia de difteria afectaba a la ciudad de Nome. La única manera de salvar a la población era mediante un suero y debido a las pésimas condiciones meteorológicas, el único modo de transporte posible era gracias al tiro con perros de trineo. El musher que completó el envió del suero salvador (se hizo en varias etapas) fue Gunnar Kaasen, que con su equipo de 13 perros logró hacer llegar las 300.000 dosis.

En este episodio se forjarían las leyendas de Seppala ,su ayudante Gunnar Kaasen y sus archiconocidos perros Balto y Togo , pero esa historia con mas detalle lo dejaremos para otra ocasión.

La precaria aviación de la época y un territorio inhóspito dominado por el invierno ártico no permitían llegar hasta ese lugar de otra manera que como se han movido los hombres por ese territorio desde hace miles de años: con un trineo tirado por perros.













La primera Iditarod como competición, creada por Dorothy Page y Joe Redington Sr., tuvo lugar en 1967 , pero no fué carrera oficial como tal hasta 1973 en la que se produce la primera edición de lo que se conoce como "la mayor carrera sobre la tierra; la Iditarod".





La Iditarod es sin duda la carrera con trineos más importante del mundo. Cima deportiva a la que aspira todo musher
Es una carrera mítica ya que se recorren 1.161 millas (1.868 km) en tan sólo 10-17 días de competición. Comienza en Anchorage (parte centro-sur de Alaska) y la meta se sitúa en Nome, en la costa oeste del Mar de Bering. Al ser tan dura, sólo pueden participar equipos compuestos por un número de 12 a 16 perros.
Pocas pruebas conservan el espíritu de aventura y la esencia de un desafío en la naturaleza que eleva el espíritu humano a sus más altos valores.





La carrera es todo un espectáculo, siendo retransmitida por todo el mundo y donde miles de aficionados y no aficionados acuden a Alaska para disfrutar de cómo hombres y perros, emulando pasadas heroicidades, cruzan los bellos desiertos helados de estas tierras.

¿Cuantas veces nos hemos preguntado por nuestros límites físicos y/o psicológicos? Eso mismo debieron preguntarse los creadores de la Iditarod Trail. Esta prueba es la equivalente para humanos de la conocida Iditarod para perros. Creo que no es exagerado hablar de la prueba más dura del mundo a la vista de sus características: La Iditarod cruza Alaska a lo largo de 1.800 kilómetros por terreno nevado desde Anchorage hasta Nome. Buena parte de la carrera, sobre todo la primera mitad (comienza el 24 de febrero), transcurre aún en la oscuridad del invierno boreal.






Un desafío a la resistencia física y psicológica, en el que los únicos compañeros de viaje son la soledad, la oscuridad, la nieve, las tormentas, las dificultades para orientarse y la temperatura extrema. Una prueba sobre todo contra uno mismo y sus límites en la que la organización advierte de los peligros propios de un territorio salvaje como Alaska: osos, lobos, avalanchas, búfalos, deshidratación, hipotermia, rotura del hielo…












Desde ese año, el primer sábado de marzo, decenas de mushers y cientos de perros emprenden lo que se llama La Ultima Gran Carrera, rememorando la gesta de hace 87 años y convirtiéndola en el mayor acontecimiento de Alaska. Hoy en día, los mushers y sus perros deben recorrer unos 1800 kilómetros, cruzando 26 controles y dando tres descansos obligados a los perros, uno de 24 horas y 2 de 8 horas, completando así el recorrido en 8 o 9 días, dependiendo del año.



http://banjulstation.blogspot.com.es
http://blogs.elcorreo.com/basabide
http://www.alaskanmalamutes.es
http://www.jamesnava.com
http://www.infomascota.com
http://perso.wanadoo.es