domingo, 25 de octubre de 2009

NASHVILLE - LA CAPITAL DE LA MUSICA COUNTRY




Nashville es una pequeña ciudad que parece mas un pueblo grande. Está situada a lo largo de los bancos del Río Cumberland en el centro del estado de Tennessee. Se le conoce comunmente como "Music City USA" (La Ciudad de la Música de los EEUU) y como la capital de la Música Country Western.
Con más de medio millón de habitantes, Nashville es conocida principalmente por dos cosas: su arquitectura neoclásica tiene una réplica del Partenón y se la denomina la Atenas del Sur y su condición de cuna de la música country. Allí se establecieron estudios de grabación y discográficas de este y otros géneros hermanos a partir de los años veinte. Las estrellas más rutilantes de la música popular del siglo XX han pasado por la ciudad en algún momento de sus carreras. Bob Dylan grabó allí Blonde on blonde (1966) y sus dos discos country de los sesenta, John Wesley Harding (1967) y Nashville skyline (1969).












Neil Young grabó en el legendario Ryman Auditorium el documental Heart of Gold, dirigido por Jonathan Demme. Y así se podría seguir... "Los primeros días te sale la música por las orejas. En la calle principal, Broadway, que tiene tres carriles por sentido, hay unos 20 ó 25 clubes con música en directo desde la una de la tarde hasta la una de la madrugada.

El histórico Studio B de la RCA, en la ciudad de Nashville, capital del Estado de Tennessee, donde grabaron titanes de la música popular como Elvis Presley, Chet Atkins, Eddy Arnold o los Everly Brothers, es hoy en día una popular atracción cultural.

En el año 2002, la Fundación Filantrópica de la familia de Mike Curb compró y arrendó a perpetuidad, sin fines de lucro, los estudios de la RCA, al Salón de la Fama de la Música Country y Museo, que hoy te invitamos a conocer.

Creado en el año 1957 por Dan Maddox, el RCA Studio B comenzó a ser conocido como la cuna del “sonido Nashville”, en la década del 60 del siglo pasado, un estilo que se caracterizaba por coros y cuerdas, reviviendo la música popular y convirtiendo a los estudios en un centro internacional de grabación.

Studio B aplicó innovadoras técnicas de grabación y registro, inclusive desarrollando un método propio de notación musical, que abreviaba la estructura de acordes de las canciones facilitando la creación de piezas individuales.

El Salón de la Fama de la Música Country de Nashville se creó en 1977, y en 1992 Dan y Margaret Maddox donaron el Studio B para la creación del Museo.

Actualmente, el Salón de la Fama de la Música Country y el Museo son arrendados a la Fundación de la Familia Curb por una suma simbólica, y el complejo es administrado y operado por la Universidad Belmont de Nashville. Esto ha dado nueva vida al Estudio, pues se ha transformado en un laboratorio de aprendizaje para los estudiantes de la Escuela de Música de la Universidad, al que también asisten estudiantes de la escuela secundaria y es un verdadero atractivo cultural que perfila a Nashville como la ciudad de la música, ya que este complejo se ha transformado en el museo más grande del mundo dedicado a la música popular.

En 1974, se inauguró en Nashville el nuevo Opry , un gigantesco teatro de 4.400 localidades equipado con tecnología del más alto nivel, con iluminación y capacidad de estudio de televisión, enteramente dedicado a la música country. El nuevo Opry se instaló en Opryland, un impresionante complejo de entretenimientos en las afueras de Nashville, que incluye el histórico auditorio Ryman, el salón de entretenimientos Salón Wildhorse, el barco del General Jackson que ofrece cenas y espectáculo, y el Centro de Convenciones y Resort Gaylord Opryland con sus nueve acres de preciosos jardines.











http://sobreeeuu.com
http://www.usatourist.com
http://www.publico.es

sábado, 17 de octubre de 2009

CIA (Agencia Central de Inteligencia )- AL SERVICIO DE LOS EE.UU













El 26 de julio de 1947 Harry S. Truman, presidente de los Estados Unidos, firmó el Acta de Seguridad Nacional que dio vida a la Agencia Central de Inteligencia (CIA). La Agencia Central de Inteligencia o Central Intelligence Agency (CIA), heredera de la Oficina de Servicios Estratégicos. OSS (Office of Strategic Services), comenzó a ser organizada por orden del presidente Franklin D. Roosevelt, para combatir a Italia, Alemania y Japón, durante la Segunda Guerra Mundial, pero recién inició sus funciones en el año 1947, mediante la Ley de Seguridad Nacional número 153 del Congreso y con el advenimiento de la “Guerra Fría”.














La CIA es, junto con la Agencia de Seguridad Nacional, la agencia gubernamental de los Estados Unidos encargada de la recopilación, análisis y uso de inteligencia con unos 16 mil empleados y sede central ubicada en un complejo de 104 hectáreas cerca del río Potomac en Langley, Virginia, tuvo la tarea de acopiar y analizar información referente a los enemigos exteriores de Estados Unidos (EE.UU.) y de esa manera permitir al presidente, el Pentágono y el Congreso, abordar amenazas presentes y potenciales.

La CIA es una agencia independiente y los gastos de su mantenimiento son aprobados por el Congreso de Estados Unidos.

La Misión de esta agencia es ayudar al Presidente, al Consejo de Seguridad Nacional y a todos los oficiales encargados de hacer y ejecutar la política de seguridad estadounidense.

La CIA es además responsable de las actividades de contraespionaje. Su misión consiste en impedir que agentes extranjeros se infiltren en organismos vitales para los Estados Unidos. En el ámbito nacional este trabajo se coordina en conjunción con el FBI (Oficina Federal de Investigación).

Para llevar a cabo su misión, la CIA se vale de la investigación, el desarrollo y el empleo de tecnología de alto nivel para propósitos de inteligencia. Como agencia independiente, la CIA analiza varios puntos y trabaja estrechamente con las otras organizaciones integrantes de la Comunidad de Inteligencia.

La CIA encara los siguientes retos:

- La creación de centros especiales y multidisciplinarios para combatir el crimen internacional organizado, el narcotráfico, el tráfico de armas, el terrorismo y la contaminación del ambiente, entre otros temas.

- Estrechar lazos entre las diversas disciplinas de inteligencia.

- Tomar parte activa en la Comunidad de Inteligencia y en el análisis de todos los puntos que amenazan la seguridad nacional estadounidense.

- Contribuir a la efectividad de todas las actividades de la Comunidad de Inteligencia, participando en alianzas estratégicas con otras agencias en las áreas de investigación, desarrollo y técnica.






Antecedentes de la CIA

La Office of Strategic Services (OSS)) y la Oficina de Inteligencia Naval (ONI), una madre y la otra hermana de la CIA, establecen relaciones con los dirigentes de la Mafia italiana, iniciando una labor de reclutamiento en los bajos fondos de Nueva York y Chicago para que sus miembros, entre los que se cuentan Lucky Luciano, Meyer Lansky, Joe Adonis, Sam Giancana, Santo Trafficante y Frank Costello, ayuden a estas agencias a contactar con los capos de la Mafia siciliana, exiliados por culpa de Benito Mussolini.

Encarcelado en Nueva York, Luciano es indultado por los servicios prestados durante la guerra y es deportado a Italia, donde comienza a construir un imperio basado en la heroína; en un principio mediante la diversión de suministros procedentes del mercado legal, y más tarde, creando una serie de conexiones con traficantes libaneses y turcos para que le proporcionen morfina base para sus laboratorios sicilianos.

Al tiempo, la OSS y la ONI colaboran estrechamente con el hampa china, que domina la producción de grandes cantidades de opio, morfina y heroína, ayudando a la creación del tercer punto en el comercio de la heroína en la posguerra: el Triángulo Dorado, una región formada por las zonas fronterizas de Tailandia, Birmania, Laos y la provincia china de Yunan. La heroína que la OSS trafica crecía allá, y era refinada en Shanghái.



Época de mayor auge

Durante la mayor parte de su existencia, la agencia estuvo abocada a la Guerra Fría, en la cual sus mayores contrincantes fueron la KGB soviética y la Stasi de Alemania Oriental. Llegando a contar con un gran entramado de agentes, ser reconocida como la mejor pagadora y disponer de grandes incineradoras capaces de quemar toneladas de papel al día con información innecesaria.

Sin embargo, no todas sus acciones fueron de espionaje. La agencia estuvo detrás de múltiples tareas de entrenamiento de insurgentes y desestabilización de gobiernos contrarios a las políticas de la Casa Blanca. Entre los fiascos se cuentan la invasión de Bahía de Cochinos, los éxitos mayores no los sabemos, porque la operación más exitosa es aquella que cumple sus objetivos sin que la agencia haya sido identificada como la autora. Sin embargo, sí se afirma desde "La Compañía", como la suelen llamar sus agentes, el haber aportado información estratégica de gran utilidad durante la Guerra Fría como las advertencias de que la Guerra de Vietnam no podía ser ganada sólo con la potencia de fuego o, también, la cuantificación del potencial nuclear real soviético.


En declive

Con la caída del muro de Berlín y el fin de la Unión Soviética, la agencia perdió gran parte de su razón de ser, el número de agentes se vio reducido drásticamente. Durante la década de los noventa cometió varios errores graves, como la utilización de mapas anticuados de Belgrado que llevaron al bombardeo de la Embajada China considerándola un centro gubernamental.

Pese a seguir afirmando que el reclutamiento de agentes no es un tema prioritario La Compañía abrió durante los años 90 una oficina de colaboración con la industria cinematográfica, según cuenta David L. Robb en su libro Operación Hollywood, para cambiar la negativa imagen que se daba de la Agencia y la actuación de sus agentes y, al mismo tiempo, conseguir más candidatos, a cambio la organización ofrecía sus instalaciones para filmar, personal como extras del reparto, banderas y sellos oficiales. De esta forma películas como Juego de patriotas con Harrison Ford muestran localizaciones reales de la Agencia.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, la agencia reenfocó sus esfuerzos hacia la lucha contra el terrorismo internacional. En el 2004, su supuesta connivencia al entregar "inteligencia" dudosa sobre armas de destrucción masiva en Iraq para justificar una decisión política aún está siendo juzgada, y su éxito en la lucha contra el terrorismo está en entredicho.

A mediados de la década del 2000 sus propios agentes confirmaban, según el New York Times, que les resultaba casi imposible aportar información estratégica y eran consultados mayoritariamente para cuestiones tácticas (como la resistencia de determinado puente o el estado de tal o cual carretera); lo cual ponía en duda la propia razón de ser del organismo.


Hasta 2004 el director de la CIA asumía la coordinación de la ‘comunidad de inteligencia’ del país, recabando información de otras instancias, analizándola y proporcionando informes al presidente del país. Tras la aprobación, ese año, del Acta de Reforma de la Inteligencia Nacional, se creó el puesto de director nacional de inteligencia, con responsabilidad sobre quince agencias, incluida la propia CIA. El cambio surgió a raíz de la investigación sobre los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y los fallos de coordinación detectados entre esta organización y el FBI. El presidente, con la aprobación del Senado, es quien nombra al director y al vicedirector de la Agencia.





http://www.masalto.com
http://wapedia.mobi
http://www.agencia.us

lunes, 12 de octubre de 2009

APRENDER DE LA VIDA AMERICANA


Mientras esperaba en el populoso aeropuerto de Chicago el avión de Iberia que me traería a España, pude tomar una cerveza Samuel Adams en un bar auténticamente americano con veinticuatro televisiones encendidas a la vez, de las que afortunadamente sólo una de deporte tenía sonido. Yo era el único que prestaba atención al canal de la CNN y ahí pude leer la opinión del influyente senador demócrata Joseph Lieberman acerca de la guerra de Irak: "Cada vez que estoy con algún pariente de los soldados norteamericanos que han muerto en Irak me piden que haga todo lo que pueda para que su muerte no haya sido en vano". Mientras daba vueltas al peso relativo de los muertos en las acciones de guerra y los muertos en accidentes de coche —43.000 al año en los Estados Unidos y 4.500 en España—, venían a mi cabeza tres rasgos de la vida americana que reflejan una cultura muy diversa de la nuestra, pero de los que algo podemos aprender.

El primero de ellos es probablemente una de las cosas que más llaman la atención al español que visita los Estados Unidos. Se trata de la impresionante abundancia de personas obesas, de una envergadura y volumen muchas veces desconocidos en nuestro país. Hay zonas en las que el viajero se topa cada treinta o cuarenta metros con una masa descomunal de 140 ó 150 kilos de carne. El sobrepeso es verdaderamente una enfermedad nacional y, al menos por ahora, no se acierta con medios eficaces para curarla. Suelen decir que la causa de este exceso es una mala alimentación, pero en muchas ocasiones no se advierte que esa nutrición inadecuada guarda relación directa con la carencia de disciplina alimentaria, con el dejarse llevar por el capricho de la gratificación instantánea de los helados y demás chucherías y, sobre todo, por estar comiendo a todas horas.

Lo que se dice de las personas obesas puede en muchos casos aplicarse también a las organizaciones e incluso a los países. Hay empresas y corporaciones que tienen exceso de peso: han crecido desmesuradamente acumulando tanto tejido adiposo que les resulta muy difícil avanzar con agilidad, sobrevivir creativamente en un entorno competitivo. No siempre es fácil detectar esa obesidad paralizante, pues las organizaciones orondas tienden a verse a sí mismas con una extraordinaria dosis de satisfacción autocomplaciente. En este sentido, no hay una báscula para las organizaciones o los países que denuncie su exceso de peso, pero sí hay una señal de alarma: el bloqueo de la creatividad. Cuando el estilo de una organización o de un país hace imposible su regeneración desde dentro, la renovación enriquecedora, es señal evidente de anquilosamiento, de esclerosis. Cuando a mis estudiantes les pregunto cómo se imaginan gráficamente un defecto casi siempre me contestan que "estar gorda", sin caer en la cuenta de que la gordura no es un defecto, sino que, al contrario, se trata estrictamente de un exceso. Los defectos son carencias y se compensan con rellenos, implantes y cosas así, mientras que los excesos requieren cirugía o un cambio drástico de dieta o de estilo de vida.

El estilo de vida americano, pero sobre todo el tipo de comida, lleva efectivamente a la obesidad. Es de temer que se nos contagie también a nosotros por la impresionante influencia que tiene en nuestra sociedad los modos de vida americanos. En contraste, hay otros dos rasgos de la vida americana de los que, a mi entender, podríamos aprender mucho. En primer lugar, la amabilidad; y en segundo lugar, el espíritu de libertad.

Efectivamente, para el visitante español que sabe un poco de inglés, la extraordinaria amabilidad de la gente normal y corriente de los Estados Unidos llama la atención de inmediato, quizá porque contrasta muy llamativamente con el trato adusto que a veces nos prodigamos entre nosotros y no digamos del que a menudo aplicamos a los extranjeros, a los "guiris". Los españoles solemos descalificar esa sonrisa y amabilidad norteamericanas —"sonrisa profidén" explicamos desdeñosamente—, diciendo que les pagan para ello, que es una conducta del todo artificial y otras lindezas parecidas. Sin embargo, cuando viajo a los Estados Unidos agradezco muchísimo que me traten siempre con amabilidad, me expliquen pacientemente y con una sonrisa lo que no entiendo, aunque eso signifique también a veces hacer colas, leerse las instrucciones y cosas por el estilo. Compruebo casi siempre que se trata de personas que se empeñan mediante su sonrisa y su atención por hacer más amable la vida a los demás. Son probablemente mejores ciudadanos, más solidarios, más conscientes del valor de los frágiles lazos de la convivencia humana.

Me parece muy importante este talante amable y solidario, típico de los norteamericanos de a pie, pero todavía lo es más el profundo respeto a la libertad y al pluralismo que impregna la vida americana hasta sus más pequeños detalles. No es sólo los modos de vestir, que siempre nos desconciertan a los españoles por su notable informalidad, su formidable diversidad y la carencia total del sentido del ridículo que tanto nos afecta a nosotros, sino que, sobre todo, son las diversas formas de vida, la pluralidad étnica, la convivencia respetuosa de las religiones y de las tradiciones culturales más diferentes. En esa multiculturalidad hay algo profundamente enriquecedor, de la que podemos aprender muchísimo los españoles de los comienzos del siglo XXI cuando comenzamos a vivir en una sociedad cada vez más multicultural gracias a las sucesivas oleadas de inmigrantes.

En 1944, el famoso juez norteamericano Learned Hand decía en el Central Park de Nueva York en la celebración del día de la ciudadanía: "El espíritu de la libertad es el espíritu del que no está demasiado seguro de lo que es correcto; el espíritu de la libertad es el espíritu de quien busca comprender la mentalidad de los demás hombres y mujeres; el espíritu de la libertad es el espíritu de quien valora sin parcialidad los intereses de los demás junto con el propio interés". Es un programa difícil: se trata, por una parte, de persuadirnos cada uno de que no somos los dueños de la verdad, de que los demás pueden tener —al menos a veces— mejores razones que las nuestras, y por otra, de empeñarnos por comprenderles y, en la medida de nuestras posibilidades, por favorecer sus intereses y no sólo los propios.

Casi todos los españoles nos consideramos superiores a los norteamericanos. Quizá en el momento presente deberíamos redimensionar esa convicción y limitarla tan sólo a la superioridad de la dieta mediterránea y del aceite de oliva, que no producen obesidad ni arteriosclerosis. En cambio, podríamos empeñarnos en aprender de la cultura norteamericana tanto la amabilidad personal, que es el rostro humano de la convivencia democrática, como el espíritu de libertad, que es verdaderamente su alma, su fuerza motriz.

ARTICULO ESCRITO Y CEDIDO POR D.JAIME NUBIOLA - Doctor en filosofia y letras , licenciado y doctorado en diversas universidades.

VIDA Y COSTUMBRES EN LOS USA



Siempre he querido escribir sobre las costumbres de los ciudadanos de USA ,sobre los americanos hay falsas opiniones por lo que se ve en el cine ,ni todos son héroes , ni guapos , ni criminales , ni xenofobos etcetc hay de todo como en todos los sitios y lugares , pero como norma el americano medio es un tipo bondadoso , muy dado a al caridad , amables, simpáticos y sobre todos muy respetuosos hacia sus leyes.
Para explicar mejor como suelen ser sus costumbres hábitos y formas de vida he rescatado estas explicaciones de distintas webs y he compuesto esta vista generalizada sobre el comportamiento y costumbres de los norteamericanos.


Estados Unidos tiene una población cercana a los 260 millones de habitantes, siendo el país más poblado del continente americano y el tercero en el mundo.

Nacido de una de las más relevantes inmigraciones de la historia de la humanidad, las diferentes culturas se han adaptado, sobre todo en las principales ciudades de las costas, de forma casi fantástica. Desde las primeras inmigraciones, como si de un gran campo de concentración se tratara, Estados Unidos fue acogiendo sin reparo, a todos los que llegan con intención de quedarse. Son ellos, los extranjeros, los que han ido construyendo el gran país, la primera potencia del mundo, una fruta que a veces se antoja apetitosa y otras, de un sabor desagradable.



Esta amalgama de historias diversas y variadas culturas, de tiempos pasados, ha confluido en costumbres, hábitos y estilos de vida, que hoy son definidos como típicamente norteamericanos. Quizás uno de ellos, el más relevante y más distinguido, sea el pragmatismo con el que los ciudadanos de los Estados Unidos conducen su existencia. Es la cultura del pragmatismo, de las cosas fáciles, en fin, de la comodidad y el consumismo. Los norteamericanos agradecen y se esmeran por que las cosas, las situaciones y los hechos sean resueltos, conseguidos o conquistados de una manera fácil y rápida. Aquella frase de 'que el tiempo es oro', resume una actitud vital muy difícil de desentrañar. Baste un ejemplo, es probable que existan seres que realicen la mayor parte de sus actividades dentro de un automóvil. Es posible desplazarse, llamar por teléfono, ordenar en algún 'drive in' el desayuno, la comida y la cena, ver una película en un 'car-movie' o bien, retirar dinero desde la ventanilla de un banco, sin bajarse del automóvil. A los norteamericanos les gusta y les fascina la comodidad y tal vez, sin proponérselo han ido imponiendo este estilo en casi todo el mundo. No existe ya ningún país en el mundo que no haya claudicado a una concesión norteamericana.

No creas todo lo que has oído o visto en las películas sobre los americanos. Inclusive varias de las cosas pueden ser ciertas para individuos específicos pero no para grandes grupos de población . Por ejemplo: los americanos tienden a ser “ruidosos” en algunos eventos, sobre todo deportivos, pero la mayoría de la gente que conocerás serán tranquilas y educadas. Algunas personas pueden ser intolerantes y xenofóbicas, pero la mayoría son cordiales y hospitalarias. Recuerda que las películas y la televisión exageran para generar emoción e interés, y lo que se ve muchas veces distorsiona la realidad.
Los americanos tienden a ser más informales que las personas de otros países. Es común que vistan de una manera informal para ir a la escuela y saluden a su profesor por su primer nombre. Sin embargo, los buenos modales y la educación son siempre apropiados. Si eres cortes y educado, y te vistes un poco más formal que tus amigos americanos siempre serás bien recibido.

Existen también situaciones y círculos en los que la formalidad es la regla a seguir. Algunas compañías requieren que sus empleados vistan de uniforme o traje. Por ejemplo: seria inapropiado usar una camiseta y tejanos en una entrevista de trabajo.

Algunos restaurantes de prestigio o de lujo solicitan que sus clientes usen traje y corbata. Los americanos acostumbran arreglarse formalmente para ir a eventos culturales (la ópera, el teatro, el ballet) y se visten informalmente para eventos deportivos. Para bodas, funerales o cualquier otro evento de índole religioso es preciso vestir formalmente.

Olvídate de todos tus prejuicios sobre los americanos antes de llegar a los Estados Unidos. Si te confías en los estereotipos podrías pasar por una situación embarazosa u ofender a tus amistades americanas.



Aunque muchas parejas eligen vivir juntas antes del matrimonio, o ser parejas de hecho, la tasa de matrimonios es una de las más altas de las sociedades occidentales —y la tasa de divorcios es una de las más altas del mundo—. Las bodas varían en estilo según la religión, la región, el origen étnico y los recursos económicos; tanto la población religiosa como la laica puede tener autorización legal para oficiar bodas. La edad media del matrimonio es de 26 años para los hombres y 24 para las mujeres.


La familia estadounidense ha cambiado mucho en las últimas décadas. Hoy sólo un 25% de todos los hogares consta de una tradicional familia nuclear, y más de la mitad de todos los hogares no tiene hijos. Uno de cada tres hijos nace de padres que no están casados. Ha crecido además mucho el número de familias monoparentales.

Casi el 45,7% (1998) de todos los trabajadores estadounidenses son mujeres. En muchas casas donde trabajan ambos padres, se espera que los hombres compartan las obligaciones del hogar. Los hombres también tienen cada vez más importancia en la crianza de los hijos. Al trabajar ambos padres, el uso y la necesidad de instalaciones de guarderías va en aumento; y es especialmente cierto para las familias monoparentales. Entre la creciente proporción de la población que es mayor, muchos prefieren vivir en sus casas y mantener su independencia. Aquellos que no pueden cuidarse pueden vivir en residencias u otras instituciones, o con sus hijos mayores. Sin embargo, no es habitual que las familias extensas vivan juntas en los Estados Unidos. La mayoría de las familias las componen sólo los padres y los hijos, en una casa o apartamento. La familia estadounidense tiene más movilidad que la de otros países. Es habitual trasladarse de un estado a otro por razones educativas, laborales o simplemente por un cambio de clima y paisaje.


Además de la actitud pragmática de los norteamericanos, el trabajo representa para ellos una devoción. Viven consagrados a su labor y consideran ejemplar a aquel que vive prácticamente para el trabajo, que parte muy temprano de casa, que compra el desayuno en la cafetería situada en la planta baja del edificio, que come apresuradamente un sandwich a las 12.00 horas y después de finalizar la jornada, hace unas horas extras más. Es por eso que, los fines de semana, se busca cualquier entretenimiento para relajar el espíritu.

Destacar la funcionalidad de las cosas, razón por la que Estados Unidos se encuentra al frente de los países que más posibilidades ofrece a los discapacitados.



En cuanto al tema del automóvil, el hecho de que se desarrollen tantas actividades con él, se debe principalmente a que es el medio de transporte más utilizado. Los motivos atienden a razones como que el carnet de conducir se puede obtener a los 16 años, que su precio no es tan elevado como en España, además de que la mayoría de las viviendas están tan distanciadas unas de otras que se hace imprescindible el coche para algo tan simple como hacer la compra, ir al colegio, visitar a los amigos o bien, salir a divertirse por la noche. Esta dependencia ha originado una generalizada falta de interés por los paseos en la mayoría de los estadounidenses, a excepción de los habitantes de las grandes ciudades que no tienen otro remedio que caminar para llegar a sus puestos de trabajo.


Tal vez esta curiosa inamovilidad ha provocado que muchos norteamericanos padezcan obesidad y que muchas comidas se preparen de distintas formas. El leer detenidamente la etiqueta de cualquier producto alimenticio antes de comprarlo se ha convertido en una costumbre. Es posible adquirir alimentos normales, ligeros, ultraligeros, completos o bajos en colesterol.


Los estadounidenses comen mucha comida rápida como hamburguesas, pizza y pollo frito, pero su dieta incluye una variedad enorme de alimentos de todo el mundo. Los alimentos básicos comprenden patatas, pasta, pan y arroz preparado en diversas formas. En las últimas dos décadas los hábitos alimenticios han cambiado ya que la gente tiene más en cuenta su salud, pero muchos americanos continúan comiendo carne roja (vacuno en particular) además de cerdo, pollo y otras aves. Las personas que visitan los Estados Unidos por primera vez frecuentemente se asombran del tamaño de los filetes y de las porciones de comida que sirven en los restaurantes. El pescado fresco y el marisco son abundantes en las tres costas, así como cerca de los grandes ríos y lagos; se dispone todo el año de gran variedad de verdura y fruta. Un gran sistema de distribución alimenticio hace que los productos agrícolas frescos estén a disposición del consumidor en cualquier parte del país. Los estadounidenses también consumen grandes cantidades de chocolate, helados y otros dulces. Disfrutan de la variedad y su cultura se adapta fácilmente a nuevas cocinas.


La cerveza, el vino y otras bebidas alcohólicas, son corrientes en la mayoría de las zonas, pero están prohibidas a los menores de 21 años. Algunos estadounidenses se abstienen de beber alcohol por razones de salud o religiosas, por lo que hay numerosas clases de refrescos.

Los estilos y hábitos de comida varían entre la población según su procedencia, pero los estadounidenses por lo general sujetan el tenedor con la mano que emplean para escribir. El cuchillo se usa para cortar y untar, si no, se deja sobre la mesa. La comida rápida, como patatas fritas, pollo frito, hamburguesas, pizza y tacos, se comen casi siempre con las manos. Por lo general, el comportamiento en la mesa es informal, aunque tradicionalmente se considera de mala educación poner los codos sobre la mesa. Hay una diferencia significativa entre la forma de comportarse en casa o en un restaurante de comida rápida y cómo lo hacen en un restaurante formal. Puesto que ambos padres suelen trabajar fuera de casa y muchos niños están implicados en una variedad de actividades extra escolares, los estadounidenses tienen menos posibilidades de comer en familia al crecer los hijos y saber prepararse su comida sin ayuda.

Sobre el tema de las propinas ,los restaurantes no incluyen el servicio en la cuenta.Deberás dejar una propina del 15% a su camarero. Si el servicio fue especialmente lento o malo, algunas personas dejan únicamente el 10%. Por otro lado si el servicio fue particularmente bueno es apropiado dejar el 20%. Si el servicio fue tan malo que jamás regresaras a ese restaurante deja 2 centavos. Esto es un insulto deliberado porque le dices al camarero no olvidaste dejar una propina. Las propinas solo son correctas en los restaurantes con servicio de meseros. No se deja propina al cajero de un restaurante de comida rápida.

Los taxistas normalmente esperan recibir una propina por el equivalente al 15% del importe del viaje. Si el taxista fue especialmente cordial o servicial deje el 20%.

Los botones en los hoteles normalmente esperan una propina de U$1.00 por ayudarlo con sus maletas. Si pides servicio al cuarto la propina estará incluida en la cuenta. En el caso de los guardarropas en los restaurantes o centros nocturnos, el encargado esperara de ti U$1.00. Los peluqueros o estilistas normalmente reciben el 15% de propina sobre el total de la cuenta.

Las regulaciones federales en los Estados Unidos prohíben a los carteros u otras personas encargadas de la entrega de correo recibir dinero o regalos de sus clientes con un valor mayor a U$20.00.

Si tienes alguna duda, pregunta si es correcto dejar propina o si está incluida en la cuenta.

El soborno no es considerado correcto y en la mayoría de los casos es ilegal. Tratar de sobornar a un policía seguramente hará que te arresten.


Otra de las características más llamativas de la sociedad norteamericana es el alto grado de limpieza (a excepción de algunas zonas de las principales urbes) y el estricto cumplimiento de las normas. Así, por ejemplo, fumar está prohibido en casi todos los sitios y si usted intenta encender un cigarrillo en un centro comercial, sentirá en sus espaldas la mirada de desaprobación de cuantos le rodean.

La práctica de fumar se ha vuelto inapropiada en los Estados Unidos, en parte por los riesgos que implica para la salud. Fumar esta prohibido en todos los edificios
públicos y de gobierno. Muchos negocios, especialmente los restaurantes, no permiten fumar en sus instalaciones. Aquellos restaurantes en los que se permite fumar generalmente tienen una zona asignada para fumadores. Muchas escuelas y universidades prohíben fumar dentro del campus o cerca de las entradas.

Ningún producto tabacalero es vendido a nadie menor de 18 años, y leyes federales exigen que los expendedores pidan una identificación a cualquier persona de menos de 21 años de edad.

Si eres un invitado en casa de alguien, debes preguntarle si no le molesta a nadie antes de encender un cigarrillo. Si no ves ceniceros en la casa es muy probable que no sea apropiado fumar.

Fumar en vuelos dentro de los Estados Unidos esta prohibido. Existen penas muy severas para cualquiera que sea encontrado fumando dentro de la cabina o en el baño de los aviones. También esta prohibido fumar en trenes y autobuses inter-estatales.

Fumar esta prohibido en cualquier medio de transporte publico.

Fumar cerca de un niño es inapropiado. Comprar o dar cigarros a un niño es ilegal.

Es de muy mala educación echar el humo en la cara de alguien.

Si estas fumando y alguien tose, probablemente se trata de una manera discreta y educada de pedirte que apagues tu cigarrillo.




Por lo general, tanto hombres como mujeres sonríen y se dan la mano al saludarse. Los amigos íntimos y los miembros de la familia pueden abrazarse cuando se encuentran, en especial después de una larga ausencia. En situaciones fortuitas, se hacen señales con la mano en vez de estrecharla. Los estadounidenses pueden saludar a los desconocidos por la calle mediante Hello (Hola) o Good morning (Buenos días) aunque pueden no saludar. Entre la gente joven son comunes los saludos verbales o darse palmadas, como high five (choca esos cinco). Salvo en situaciones formales, las personas se llaman mediante sus apodos una vez que se conocen y a menudo lo hacen así desde el primer encuentro. Al combinar un título (como Mrs., Dr., o Ms.) con un apellido se muestra respeto. Cuando alguien se saluda por primera vez, los estadounidenses normalmente dicen, 'Pleased to meet you' (Encantado de conocerle) o How do you do? (¿Cómo estás?). Un simple Hello o Hi también es frecuente. Hay variantes regionales como Aloha en Hawai o Howdy en partes del oeste. Los amigos a menudo se saludan entre sí mediante How are you? a lo que responden Fine, thanks (Bien, gracias). Los estadounidenses por lo general no esperan una respuesta a menos que haya una relación más estrecha.

Los estadounidenses no se acercan mucho al hablar, manteniendo distancia; sin embargo, pueden tocarse de forma espontánea en el brazo o en el hombro durante la conversación. Es habitual que las parejas se cojan de la mano y muestren su afecto en público. Cuando están sentados, tanto hombres como mujeres suelen estar en una actitud informal cuando las circunstancias lo permiten, de forma que ellos pueden poner los pies encima de la silla o colocar el tobillo de una pierna en la rodilla de la otra. Sin embargo, en situaciones más formales a menudo se considera inadecuado andar con los hombros caídos y arrastrar los pies o tener un comportamiento demasiado informal.

Visitar a los amigos, a la familia y a los conocidos juega una gran papel en la vida social de los Estados Unidos, por lo que la gente viaja a través de grandes distancias en coche, autobús, tren o avión para hacerlo. Se espera puntualidad en las citas o en las invitaciones. No obstante, si un invitado llega tarde, los estadounidenses rara vez se ofenden si lo ha avisado antes. En general, se pone énfasis en la informalidad en las visitas. Se desea que los invitados estén cómodos, se sienten donde les plazca y que lo pasen bien. No se considera ofensivo si el invitado no toma refrescos. Hacer visitas no supone llevar regalos, pero muchos llevan flores o vino cuando se les invita a comer. Los amigos íntimos pueden ofrecer, o se les puede pedir, que traigan algo para que se sirva en la comida.
Entretenimiento



El baloncesto, el fútbol americano, el béisbol y el hockey sobre hielo son los deportes que tienen más seguidores y que más se practican, pero los estadounidenses disfrutan de numerosas actividades, como el fútbol, el ciclismo, el racquetball (híbrido de squash y balonmano), el tenis, la natación, el golf, los bolos, las artes marciales, pasear, correr y practicar aerobic. Las escuelas, ciudades y otras organizaciones patrocinan equipos deportivos para los jóvenes. Los deportes profesionales son una parte importante de su cultura.

Las formas de ocio varían de una región a otra, de las ciudades a las zonas rurales y de la costa al interior. En general la mayoría de los estadounidenses pasan una gran parte de su tiempo libre reunidos o viendo la televisión. Otras actividades son ir al cine, asistir a conciertos y viajar. Muchos americanos disfrutan siendo voluntarios de una amplia variedad de causas, desde formar fundaciones para ayudar a los necesitados hasta ser tutores de estudiantes o llevar grupos de exploradores o deportivos. Hasta los habitantes de las ciudades disfrutan pasando el tiempo en actividades al aire libre —camping, senderismo o caza—.
Fiestas

Las fiestas nacionales de enero son el día de Año Nuevo (1 de enero) y el nacimiento de Martin Luther King. Esta fiesta, que se celebra el tercer lunes de enero, honra al líder de los derechos civiles, asesinado en 1968. Debido a que el nacimiento de Abraham Lincoln es el 12 de febrero y el de George Washington el 22 del mismo mes, los estadounidenses honran a estos dos presidentes, y a los demás, en el Día del Presidente, que tiene lugar el tercer lunes de febrero.



Muchos cristianos celebran la Semana Santa (en marzo o abril) asistiendo a las celebraciones litúrgicas y reuniéndose con la familia y los amigos. Los chicos a menudo buscan huevos de Pascua, que están pintados y escondidos, y otros regalos. El Memorial Day que se guarda el último lunes de mayo, recuerda a los estadounidenses muertos en la guerra. Las celebraciones del 4 de julio se caracterizan por sus fuegos artificiales, meriendas y parrilladas al aire libre. En esta fiesta, también conocida como Día de la Independencia, se celebra la firma de la Declaración de Independencia frente a Gran Bretaña en 1776.

El primer lunes de septiembre muchos americanos se toman el día libre para celebrar el Día del Trabajo. Los sindicatos iniciaron esta fiesta para conmemorar la mejora de las condiciones laborales y la reducción de la jornada laboral. El 12 de octubre de 1492 Cristóbal Colón navegó hacia al oeste desde Europa a la búsqueda de una ruta más corta hacia Asia. Recaló en Bahamas y supuso el inicio de la colonización europea de América. El llamado allí Día de Colón se festeja el segundo lunes de octubre, aunque en los últimos años los indígenas y otros grupos han protestado por su celebración. En el Día de los Veteranos (11 de noviembre) se rinde honores a aquellos que dieron su vida por el país durante la I y la II Guerra Mundial. El cuarto jueves de noviembre los americanos celebran el Día de Acción de Gracias. El origen de esta fiesta se relaciona con los peregrinos o Pilgrim Fathers que se instalaron en Nueva Inglaterra a comienzos del siglo XVII y compartieron una fiesta con los indígenas de la tribu wampanoag. Este día la familia y los amigos celebran el Día de Acción de Gracias compartiendo una cena especial que a menudo incluye pavo y otros platos.

La época navideña empieza a menudo el día siguiente al de Acción de Gracias. Mucha gente se toma este día libre para empezar sus compras de Navidad. Durante el mes de diciembre los cristianos decoran tradicionalmente sus casas con un árbol de Navidad, luces de colores y guirnaldas, envían tarjetas de felicitación a sus amigos y familiares, escuchan villancicos y compran regalos. En Nochebuena (24 de diciembre) los niños suelen colgar calcetines al lado de la chimenea para Papá Noël, al creer que bajará por la chimenea durante la noche para dejarles regalos. En el día de Navidad (25 de diciembre) los fieles cristianos van a la iglesia para celebrar el nacimiento de Jesucristo. Mucha gente también celebra la Navidad reuniéndose con familiares y amigos para intercambiarse regalos, compartir una comida, beber ponche de huevo y seguir otras tradiciones, que pueden variar según la región o la tradición familiar.

También hay días especiales que, aunque no son fiestas oficiales, son muy festejadas. El Día de la Marmota (2 de febrero) es una tradición rural que afirma que si una marmota sale de su madriguera en ese día y ve su sombra, se esconderá al vaticinar seis semanas más de invierno. El día de San Valentín (14 de febrero) los novios a menudo se regalan flores, bombones u otros objetos como muestra de su cariño. Los niños intercambian tarjetas especiales sin firmar en tono amoroso o jocoso con sus compañeros de clase. El día de San Patricio (17 de marzo) es el día del patrón de Irlanda y se celebra con desfiles, fiestas y llevando ropas de color verde. El Día de la Madre (segundo domingo de mayo) y el Día del Padre (tercer domingo de junio) son los días en que los hijos dan a sus padres tarjetas de felicitación y regalos y quizás les preparan una comida especial o hacen trabajos especiales de casa. El Día de la Bandera (14 de junio) celebra la adopción de la bandera de los Estados Unidos en 1777. Halloween (31 de octubre) tiene sus raíces en los ancestrales festivales británicos de otoño para rechazar los espíritus malignos y celebrar la cosecha; en Estados Unidos es una noche en la que los niños llevan ropas extravagantes y van de puerta en puerta pidiendo golosinas.

Los judíos practicantes en los Estados Unidos guardan los días , que empiezan en septiembre u octubre (según el calendario lunar) con el Rosh Hashanah (el Año Nuevo) y terminan con el Yom Kippur (el día del Perdón), un día de confesión, arrepentimiento y oración para pedir perdón por los pecados cometidos durante el último año. El Chanukah, también conocido como Festival de las Luces, se celebra a finales de noviembre o diciembre. Se dan regalos y se recitan o cantan oraciones especiales alrededor del candelabro denominado menorah, que tiene nueve brazos. Para cada uno de los ocho días del festival, el número de velas encendidos coincide con el día de celebración —por ejemplo, se encienden cinco velas en el quinto día—. Se usa una vela adicional para encender las otras. Mientras se consumen las velas, se cantan canciones y se hacen juegos. Los judíos practicantes también celebran la Pascua, que conmemora la salida de los judíos de la esclavitud en Egipto, en marzo o abril, además de otra serie de fiestas menores durante todo el año.

Los principales meses de vacaciones van desde junio hasta comienzos de septiembre, cuando las escuelas cierran por vacaciones. Aunque algunos tienen más tiempo libre, muchos trabajadores disponen sólo de dos semanas pagadas de vacaciones al año, mucho menos que la mayoría de los europeos. Algunos estados tienen sus propias fiestas y algunas ciudades cuentan con días para celebraciones especiales.




El sentimiento patriótico de muchos norteamericanos hace que se entreguen a los visitantes con esmero, deseosos de mostrarles las costumbres y los lugares de interés de su país. Es por eso que puede decirse que son gente abierta y amable, especialmente a la hora de presumir de su bandera, que encontrará por todos los sitios. No se extrañe si antes de comenzar un partido de béisbol, baloncesto o fútbol americano, los espectadores se ponen de pie respetuosamente, para escuchar el himno nacional.



Por otro lado, los norteamericanos suelen seguir las modas con afán y dedicación, la base que posibilita el consumismo desmedido que caracteriza a este país. No les importa esperar el tiempo que sea necesario, a las puertas de un determinado establecimiento popular, aunque exista otro de las misma características, pero que sea totalmente desconocido, para hacerse de algún producto. Esta actitud propicia, además, las grandes batallas comerciales y publicitarias, donde la comunicación juega un papel primordial. Es muy común ver como se desviven por reunir los cupones de descuento que aparecen en todo tipo de publicaciones. Ahorrar un poquito es avanzar un paso más en una sociedad en la que las clases están más bien ocultas.

La constitución de los Estados Unidos garantiza la libertad de credo. Es prácticamente un hecho que encontrará una iglesia, sinagoga o mezquita cerca de su casa, lugar de trabajo o escuela para personas con sus creencias.

La libertad de credo también implica que puedes ser abordado por grupos religiosos que quieran invitarte a su iglesia. Algunos de estos grupos pueden ser muy agresivos. También existen algunos grupos que buscan reclutas entre los estudiantes en las universidades. Evítalos, en muchos casos son extremadamente seductores. Si se te acerca un reclutador de algún culto o grupo religioso, evita el contacto visual, no discutas y sigue caminando. Muy frecuentemente usarán una pregunta retórica para abrir la conversación, como por ejemplo “¿Cree Usted en Dios?”. Ignóralos o responde con una pregunta que los confunda lo suficiente para que te dejen en paz, como podría ser “Solo los martes y jueves”. Aun cuando estuvieras interesado en su culto o religión en particular, se recomienda que busques en las iglesias locales por tu propia cuenta.



En la gran mayoría de las ciudades importantes existen organizaciones que tratan de asistir a visitantes internacionales durante su estancia en los Estados Unidos ayudándolos a familiarizarse con las costumbres americanas. Entre estos servicios normalmente encontraras la posibilidad de encontrar una familia anfitriona para pasar la tarde, visitas guiadas de la ciudad, visitas a fábricas y negocios de la localidad y algunos eventos sociales.

Puedes preguntar a tus amigos y colegas para saber si la ciudad cuenta con este tipo de organización, o buscar en las paginas amarillas (el equivalente de las Paginas Amarilla en España).


En los Estados Unidos, el número 13 es símbolo de mala suerte. En muchos edificios altos se omite el número 13 cuando se numeran los pisos.

El número 7 por el contrario es símbolo de buena suerte.

En la mayoría de los casos la temperatura en Estados Unidos se muestra en grados Fahrenheit (°F), y ocasionalmente también en grados Celsius (°C). Para convertir de Fahrenheit a Celsius solo sustraiga 32 y multiplique por 5/9 (0.56).

El clima varía considerablemente a través de los Estados Unidos. En ciertas épocas del año, Usted probablemente necesitará un paraguas, inclusive en Las Vegas o Los Angeles. En las ciudades del norte, como Boston, Chicago, Pittsburg, Nueva York, Seattle, Washington y Denver necesitará ropa de invierno y equipo para la nieve. En los estados del sur, como California o Florida, los veranos pueden ser muy calientes y los inviernos templados. Dependiendo del lugar en que se encuentre, la temperatura en verano varia entre 70 y 90 °F (21 y 33 °C).



Sin importar en que lugar de los Estados Unidos te halles, seguramente necesitaras un suéter o chaqueta para parte del año. Si viajaras o vives en algún lugar donde nieve también necesitaras un buen abrigo de invierno, botas, guantes y un gorro o sombrero que cubra tus orejas. Recomendamos que no compres tu ropa de invierno hasta llegar a los Estados Unidos: es mucho más fácil encontrar el atuendo adecuado y a veces más barato. Espérate a llegar y fíjate en lo que usa la gente del lugar.


En los Estados Unidos existen cuatro zonas horarias principales: la Hora del Pacifico (Pacific Standard Time PST), Hora de las Montañas (Mountain Standard Time MST), la Hora del Centro (Central Standard Time CST), y la Hora del Este (Eastern Standard Time EST). Por lo que si estas en Los Angeles, California y son las 9:00 AM (PST), son las 10:00 AM en Denver (MST), 11:00 AM en Chicago (CST) y las 12:00 PM en Nueva York (EST). Para saber la hora de Alaska resta tres horas a la hora central de México, para Hawai resta 4 horas y para Puerto Rico suma 2 horas.

Es importante tener en cuenta lo anterior sobretodo si llamas o viajas a través del país. Por ejemplo: si estás en la costa este de los Estados Unidos, digamos en Nueva York, y a las 9:00 AM llamas a alguien en los Ángeles (costa oeste) probablemente esta persona estará todavía en cama y si se trata de algún negocio estará cerrado.

La hora de verano (se adelantan los relojes una hora) en los Estados Unidos comienza el primer domingo de abril y termina el ultimo domingo de octubre.

En los Estados Unidos todavía se usa el Sistema Inglés de pesos y medidas. En algunos lugares también se maneja el sistema métrico, pero la gente sigue pensando en onzas, yardas y galones, no en kilogramos, metros o litros. A continuación encontrará una tabla de conversión para las unidades y medidas más comunes.


Longitud
1 pulgada = 2.54 centimetros (cm)
1 centimetro = 0.39 (in)
1 pie = 0.305 metros (m)
1 metro = 3.28 pies (ft)
1 pie = 12 pulgadas
1 yarda = 0.914 metros (m)
1 metro = 1.09 yardas (yd)
1 yarda = 3 pies
1 milla = 1.61 kilometros (km)
1 kilometro = 0.62 millas (mi)
1 milla = 5280 pies

Peso
1 onza = 28.85 pramos (g)
1 gramo = 0.035 onzas (oz)
1 libra = 0.4536 kilogramos (kg)
1 kilogramo = 2.2046 libras (lb)
1 libra = 16 onzas

Volumen
1 galon = 3.7854 litros (L)
1 litro = 0.2642 galones (gal)
1 milla /galon =0.42514 km/litro









http://es.encarta.msn.com
http://www.turismoeeuu.com
http://www.englishcom.com.mx

domingo, 27 de septiembre de 2009

EE.UU Y SU RELACION MUNDIAL DE AMOR Y ODIO




Ante el gran numero de gente antiamericana que existe en el mundo, estamos otros defensores de este país a ultranza ¿porque? es muy largo de explicar pero intentare hacerlo sin convertir esto en un panfleto aburrido y fanático.
He de reconocer que para enamorarse de algo o alguien hay dos maneras o el típico flechazo o el enamoramiento a base del conocimiento , creo que este ultimo es el mio con referencia a USA y por tanto también decir que ayudo mucho, la visión de cantidad de cine americano lo cual me ha llevado a ver muchas cosas a través de su punto de vista y a relacionar sus gentes ,paisajes , cultura , forma de vida casi como algo mio ,pero salvando este tipo de influencia en mi persona soy consciente ,al menos eso quiero creer en las cosas buenas y malas que tienen los USA ,al igual que el resto de países ,gentes y religiones , desgraciadamente o afortunadamente no existe la perfección.
¿Americanos imperialistas ? ¿cuando ? eso nunca a ocurrido , imperio fueron los Árabes ,romanos ,españoles ,ingleses los nazis ,los japoneses ,la URSS etc esos si tuvieron su imperio en toda regla y ejercieron como tal cuando en su momento fueron los mas poderosos del mundo , Estados Unidos es el país mas poderoso del mundo desde hace muchos años, pero no ejerce su poderío como si de un imperio de tratara , pero tienen algo malo si señor , que alguien les pide ayuda y ellos los muy "malvados" intentan dársela . Me hubiera gustado ver que seria de Europa e incluso del mundo sin su intervención en ambas guerras mundiales ,quizás no estuviera escribiendo estas lineas y quizás lo que escribiera fuera en alemán , no lo se.

Es el país que mas gentes a expuesto en guerras la mayoría con causas directas de terceros , pero con la intervención sin miramientos de los americanos , que a veces se han equivocado ¿cuando? ¿cuando soltaron las bombas atómicas en Hiroshima y Nagashaki ? si quizás fue algo desproporcionado , pero hay que ponerse en el lugar de ellos ante una agresión externa , otros países hubieran respondido con mucha mayor dureza en su caso me hubiera gustado ver por ejemplo en Francia o Alemania (países con capacidad de respuesta un atentado del calibre del de las torres Gemelas , seguro que habrían tenido una respuesta mas inmediata y mas contundente sin que nada (al menos tan critico) hubiera ocurrido.









El tema Vietnam es otra historia mas del antiamericanismo reinante , el que fuera correcto o incorrecto dejémoslo ahora de lado, pues el propio pueblo americano fue el que mas en contra de la guerra estuvo , con protesta ,manifestaciones y disturbios en suelo USA , con lo cual el antiamericanismo de cierto sector de la sociedad que todo el mundo sabe que sector es , me toca un poco las narices , pero es que esta claro que se adoctrina a la gente de que si quieres ser de X sector político se da por hecho que has de ser antiamericano , aunque no te hallan echo nada en la puñetera vida y aunque termines por imitarlos en todo , desde la vestimenta que ellos exportan , a los hábitos. músicas y otras partes de su forma de vida , pero hay que ser antiamericano porque eres de X sector politico y los americanos son gentes muy malas que se comen a los niños crudos y aunque eres antiamericano te empapas de su cine , su baloncesto , vistes bluejeans , escuchas rock o rap exclusivamente americano ,mascas chicle y bebes coca-cola y tu obsesión es aprender ingles ,pero sigues odiando a los americanos jejejej que sin sentido.




La gente que odia las dictaduras (eso solo las de derechas) las dictaduras pienso yo no nos gustan a casi nadie , salvo a los propios dictadores , pero algunos defienden a pesar de todos a gente como Fidel Castro o Hugo Chavez (el dictador disfrazado) y como ellos odian a los USA es algo genético nacen odiándolos ,esa gente que critica la invasión de Irak , ¿porque ? en principio salvo que seamos mas listos que nadie y digamos que son intereses económicos , la invasión ante todo es para derrocar a Sadam y para las armas de destrucción masiva (cierto, no se encontraron dichas armas ,pero se derroco al dictador) pues la gente echándose las manos a la cabeza , como somos , si esa invasión la hubieran hecho los americanos en España para derrocar a Franco , no hubiera pasado nada al contrario (aun así les habríamos dado palos a los americanos ,somos así , el país occidental mas antiamericano)
Los americanos perdieron la guerra del Vietnam , la gran mentira de cierto sector político, vamos a las cifras 57.685 americanos aproximadamente murieron y 153.303 heridos , ademas de 2500 desaparecidos , por contra murieron mas de 2.000.000 de vietcong por la otra parte y mas de 3.000.000 de heridos y resulta curioso que los que perdieron la guerra , tuvieron menos bajas que los "ganadores" defensores de una dictadura comunista , eso es lo que nos quisieron hacer ver,pero lo cierto es que Estados Unidos se retiro de una guerra que sin miramientos podría haber ganado en dos días (se retiro solamente por la critica del mundo occidental ,curiosamente con Francia como uno de los mayores críticos ,justo los que empezaron el jaleo) cuando al principio de dicha guerra todo el mundo estaba en contra de las pretensiones de vietnam del norte, tan solo los australianos estuvieron a su lado (al igual que en el resto de guerras de los USA).
Pensemos que USA sin el miedo a muchas mas victimas civiles y particularmente del sur , habría dejado la zona blandita a base de continuos bombardeos masivos , pero no, prefirío a pesar del coste de victimas propias hacer la guerra mas selectiva y en terreno del Vietcong ,quizás estuvo ahí su fallo , en mirar que pensara occidente y occidente que piensa igual que ellos ,pero casi nunca se moja esperan que el trabajo sucio lo hagan los americanos para acto seguido machacarlos y llamarlos imperialistas ,criminales etc , por cierto la mayor parte de abusos y torturas(salvo hechos concretos)de la guerra del vietnam , fueron hechos por vietnamitas del sur o en su contra por los propios vietcong , asesorados y armados ademas por las otras potencias bastante mas asesinas y mejor miradas quiero decir Rusia (antes URSS)Y China.

En fin espero haberos aburrido en pequeña medida, esto es al cabo mi modesta opinión , se que muchos no estaréis de acuerdo, pero pensar fríamente a los muchos que sois antiamericanos , ¿porque realmente? alguno sinceramente no lo sabe , pero bueno.....




A mi me encantan como país con sus defectos y virtudes ,si conocéis mas países podréis comparar a sus gentes el americano medio es un tipo sencillo , no pretencioso y en general bastante amable y muy respetuoso con las leyes ,pero el americano medio siempre defenderá sus leyes y su constitución , por eso y por el orgullo y amor a su país a salido de tantos malos trances y por eso a pesar de diversas crisis sigue siendo la potencia mundial o el comisario del mundo como algunos detractores les gusta utilizar.

elviskenpo - Pedro Ruiz

domingo, 23 de agosto de 2009

MUSTANGS - ESPÍRITU SALVAJE


Los mustang son los caballos salvajes (en realidad, cimarrones) de Norteamérica. La palabra inglesa mustang proviene del español mesteño. Esto se debe a que los caballos mustang son descendientes directos de los caballos llevados a América por los conquistadores españoles a partir del siglo XVI de raza andaluza, árabe o Hispano-Árabe. Esto explica que los colonos europeos posteriores a los españoles se encontraran que algunas tribus indias montaran a caballo, ya que el caballo no existía en América en el momento de que esta fuera descubierta por los españoles. (Aunque el antecesor del caballo procede de dicho continente, terminó extinguiéndose tras la deriva continental).

















Las inmensas llanuras estadounidenses y la ausencia de depredadores naturales contribuyeron a su rapidísima expansión. De hecho, una manada de mustang puede doblar su tamaño cada cinco años.
Han sido muy apreciados por aborígenes y pioneros por estar dotados de una gran resistencia y fortaleza, producto de un enorme desarrollo muscular.


A comienzos del siglo XX los mustang llegaron a alcanzar los 2 millones de cabezas. Se convirtieron en un problema para los ganaderos, ya que competían con sus reses por el pasto. Así comenzó su caza, y su número se redujo paulatinamente hasta quedar en tan sólo unos 320.000 animales a finales de la década de los 60. A la vista del rápido declive del número de cabezas, en 1971 el Congreso estadounidense aprobó una ley que declaraba al mustang especie protegida.









El Mustang ha dado origen a innumerables razas norteamericanas, tienenlos rasgos de los caballos españoles en especial lo relativo al color. El nombrede esta raza se deriva del español "mesteño", que se relaciona con las manadasde caballos salvajes del Oeste de Norteamérica ya que fue la montura de losindios pieles rojas, así también como la de los estadounidenses blancos enpreferencia a los criollos del sur del continente.










El Mustang tiene una apariencia atlética y de gran equilibrio con aspectoespañol, además de poseer un perfil clásico con cuello grueso y crín abundanteigual a la del caballo moderno, por lo tanto es más atractivo que el antiguo quetenía la cabeza demasiado pesada. Por otra parte los cascos no son herrados porser duros y resistentes lo que les ayuda a desplazarse sin dañar sus cascossobre terrenos abruptos.

La forma de vida de estos caballos es la siguiente: viven en grupos de una quincena de individuos, aproximadamente. Cada rebaño consta de yeguas y de potros, así como de jóvenes machos de menos de dos años.

Un solo individuo dirige el grupo. Es el que manda. Acecha y vigila a la vez a otros machos y a los depredadores que amenazan a los potros (coyotes, pumas, osos), protegiendo a su grupo. De esta forma asegura la seguridad del grupo manteniendo su dominio.









http://www.3caballos.com
http://es.wikipedia.org
http://ww.taringa.net



fotos:
http://www.madeleinepickens.com
http://www.morninghawkcreations.com
http://tuesdayshorse.files.wordpress.com
http://www.jbcattleco.com
http://outdoors.webshots.com

APPALOOSA - EL CABALLO DE LOS NARICES PERFORADAS



Si bien el estatus de raza no se le fue reconocido hasta 1950 en Estados Unidos, sus orígenes se remontan muchos años atrás.

Entre las poblaciones equinas de la península Ibérica han existido caballos moteados desde hace muchos siglos. Es lógico pensar entonces que en el momento de la Conquista y Colonización del Nuevo Mundo, también éstos fueron llevados allí junto a caballos de otras capas.

Gracias a los caballos escapados de los ranchos españoles, su asilvestramiento, así como su posterior captura y el hurto o trueque por parte de los nativos americanos, en poco tiempo las llanuras del Oeste de los Estados Unidos se llenaron de Norte a Sur con ellos. Se sabe que ya hacia mediados de los 1700 todas las tribus indias contaban con caballos, convirtiéndose así en la mejor caballería ligera del mundo.

El nativo americano siempre se caracterizó por ser un excelente jinete, pero nunca se hubiera podido decir que fuera un buen caballista; solamente algunas tribus, entre ellas los Palouse y los Nez Percé (Narices Perforadas) del Noroeste de USA fueron criadores de caballos. Algunas historias orales de las tribus también cuentan que los primeros caballos moteados que obtuvieron los Palouse y los Nez Percé habían llegado en un barco ruso a las costas del norte de Washington y Oregon.


Hacia mediados de 1700 un barco procedente de Rusia trajo consigo dos sementales blancos con marcas "relámpago" en sus patas, marcas de "barniz" en su cara y alguna pequeña mancha en su grupa (lo que hoy se conoce como leopardos de pocas manchas), que fueron lanzados al agua y recogidos y llevados a nado hasta la orilla por algunos miembros de la tribu Siletz, hoy desaparecida. Estos indios utilizaron los sementales para cubrir sus mejores yeguas y posteriormente los devolvieron al barco.

En 1877 George Long Grass, un indio Nez Percé-Flathead contaba que su tatarabuelo compró para su tribu algunos caballos a los Siletz, por los cuales tuvo que pagar muy alto precio, pero para él aquellos caballos eran "medicina" y de ellos nacería la mítica estirpe Appaloosa de los "Ghost Wind Stallions", - los sementales del Espíritu del Viento-.








Los Palouse y Nez Percé comenzaron a criar sus Appaloosas estableciendo un estricto y selectivo programa de cría a partir de líneas españolas y rusas y en el que solo permitían reproducirse a los mejores sementales y las mejores yeguas, atendiendo a características tales como velocidad, coraje, seguridad de pies y comodidad de aires además de que poseyeran un carácter noble y dócil.

Este selectivo programa de cría consiguió en pocos años una raza superior, de la cual incluso los famosos exploradores Lewis y Clark ya en 1806 hablan en su diario, comentando lo siguiente: "Sus caballos son de una raza excelente; son grandes y majestuosos, elegantemente formados, activos y durables. Muchos de ellos recuerdan a los corceles de carreras ingleses y se pagaría una buena suma por ellos en cualquier lugar".

En Septiembre de 1858, para mostrar superioridad y poder sobre los nativos, la caballería de los EE.UU. comandada por el Coronel Wright, ordenó rodear, reunir y destruir todos los caballos Palouse -como así se llamaban a los caballos moteados de estas tribus-, que anduvieran pastando libres por la región, lo que provocó el enfrentamiento con el Jefe Spokane.

Perseguidos por la caballería, una banda de Nez Preces logró escapar a las montañas con un gran número de caballos. A pesar de que constituía un crimen matar un caballo en la frontera en aquel tiempo, el Coronel Wright en un arrebato de ira ordenó a sus hombres matar los caballos capturados, forzando además a los prisioneros indios a presenciar la masacre.



Ochocientos caballos fueron destruidos mediante rifle, cuchillo o garrote en un lugar que para la posteridad se llamó "Horse Slaughter Camp" (Campamento de la masacre del caballo) en Post Falls, Idaho. Estos caballos estaban marcados y pertenecían a "Wolf Necklace" un indio que había intentado adaptarse a las normas de los blancos para criar ganado.



El tratado de 1863 que reducía aún más los territorios de los Nez Percé desembocó en la guerra de 1877. El Jefe José no aceptó el tratado, y los enfrentamientos dieron comienzo. Tras el ultimátum enviado por el General Howard, los Nez Percé tomaron la decisión de escapar a Canadá.

Fue un durísimo éxodo en medio de lo más crudo del invierno, llevando a mujeres, niños, ancianos y todos sus caballos, que probaron sobradamente sus extraordinarias cualidades ya que mantuvieron en jaque a la caballería.

El hambre, el frío y el agotamiento diezmaron al pueblo del Jefe José, pero fue sobre todo la equivocación de pensarse a salvo en territorio canadiense cuando en realidad estaban a escasa distancia, pero todavía en suelo EE.UU., lo que finalmente obligó a la tribu a rendirse y a ser confinada en una reserva.




Sus caballos fueron aniquilados y sólo unos pocos les fueron permitidos para cruzarlos con animales de tiro y trabajar la tierra con ellos, destruyendo así los muchos años de esfuerzo en la esmerada crianza que había producido aquellos animales de calidad superior.

Sin embargo los indios de la región Wallowa habían aceptado el tratado y fueron trasladados a Washington y ya que no tomaron parte en la guerra no les fueron requisados sus preciados caballos Palouse. Sam Fisher era un miembro de esta tribu que pasó toda su vida desarrollando una excepcional habilidad para criar caballos con capas moteadas. Sus caballos Palouse, que constituían una enorme manada, permanecieron siempre puros, siendo siempre los que mayor resemblanza guardaban con el tipo original.

De Sam Fisher obtuvieron sus primeros caballos criadores como Guy Lamb o Floyd Hickman. Ambos ranchos producirían algunos de los mejores y escasos caballos moteados de la región en tiempos cuando aun no había ni registros ni asociaciones como "Old Knobby", "Toby I" o "Chief of Fourmile".

En 1937, otro criador, Claude Thompson de Moro, Oregon, quien desde su infancia había apreciado estos caballos, leyó en una revista los trágicos sucesos que habían llevado a estos animales a su casi desaparición. Decidido a recuperar estos magníficos caballos y ayudado por dos entusiastas más, George B. Hatley y Francis Haines, incorporó la "Appaloosa Horse Club" al año siguiente, dándole a esta raza su nombre definitivo: Appaloosa.



Los diferentes tipos de Appaloosa
Si bien los libros de razas equinas describen la morfología, el carácter y las aptitudes del Appaloosa de forma concreta, al igual que hacen con las demás razas, en realidad no es tan llano y simple como lo indican ya que en la actualidad la ApHC (Appaloosa Horse Club) acepta en un mismo registro caballos morfológicamente bien distintos, debido a que además de registrar caballos puros (Appaloosa por Appaloosa), se han venido aceptando los cruces con caballos de las razas Quarter Horse, Purasangre y Árabe y también incluyen en el registro al caballo "British Spotted Horse" (Caballo Británico Moteado).

Esta variedad de cruces hace que el caballo Appaloosa no constituya una raza morfológicamente homogénea como en realidad se hubiera querido, ya que cada criador prefiere dedicarse a un tipo de Appaloosa dependiendo de sus preferencias, gustos o utilidad que se le van a dar a sus caballos.

En realidad, resulta un poco difícil de separar totalmente cada tipo ya que en un momento u otro de la historia, alguna de las otras razas ha formado parte de las demás.



La capa y otras características fenotípicas
Esta capa o conjunto de capas no solo están presentes en el Appaloosa, sino que las presentan también otras razas como el Knabstrub, el Altai o el Mustang. Todas están relacionadas entre sí y se deben a un único gen acompañado de un cierto número de modificadores y que se llama "Complejo Leopardo".

Se le llama "complejo" porque existen muchos patrones que combinan el blanco con cualquier otro color en forma de manchas. El color puede ser cualquiera: negro, castaño, alazán, palomino, bayo, gateado, gateado rubio, ruano rojo, ruano azul, grulla y tordo, si bien este último no es deseable en el Appaloosa.




Los patrones más comunes son:


Leopardo: El color de base es blanco y presenta manchas redondas y más bien pequeñas de cualquier color sólido repartidas por todo el cuerpo.

Leopardo de pocas manchas: el caballo presenta prácticamente todo el cuerpo blanco si bien ocasionalmente puede tener alguna mancha pequeña de color sólido. Se cree que este patrón es homocigoto, por lo que siempre producirá hijos manchados independientemente del tipo de capa del otro progenitor.

Casi leopardo: Es como el leopardo, pero además presenta algunas zonas de la cabeza, garganta, extremidades y cola de color sólido, si bien el blanco puede afectar esta parte por medio del "roaning", que es la aparición de forma progresiva de pelos blancos que se mezclan con los sólidos.

Snow Cap: Es como el anterior pero carece de las pequeñas manchas.

Copo de nieve: Sobre una capa sólida se presentan pequeñísimas manchas blancas o ruanas.

Mármol: Sobre una base de color sólido, se presentan pelos blancos diseminados por todo el cuerpo de manera que los pelos de color quedan concentrados sobre las partes del caballo donde los huesos son mas prominentes. El resultado es una especie de jaspeado o "roaning" que recuerda al mármol. En ocasiones se confunde con la capa ruana.

Blanket: La parte anterior del caballo es de color sólido, si bien el blanco puede afectar esta parte por medio del "roaning", presentando además una mancha blanca sobre la grupa. Ésta puede estar mínimamente marcada, cubriendo solo la grupa o extenderse por todo el tronco. La mancha blanca puede contener o no manchas pequeñas.
Las otras características fenotípicas que invariablemente acompañan a los patrones de estas capas son:


Piel moteada, que combina un tono rosado oscuro y un tono gris oscuro o negro bajo la capa. Visible en zonas del caballo carentes de pelo como alrededor de la nariz, de los ojos o en la zona genital.

Esclerótica blanca alrededor de los ojos igual que en los humanos.

Cascos rayados en los que se combinan rayas verticales de córnea blanca y de córnea negra, pudiendo estas rayas variar de grosor.

Cola y crin generalmente muy escasas.
El British Spotted Horse
La British Spotted Horse Society, se fundó en 1946 para registrar a los caballos y ponis moteados existentes en Gran Bretaña. En 1976 la asociación sugirió que el British Spotted Horse tendría un mejor mercado si fuera reconocido como Appaloosa, ya que el nombre implicaba la conocida y épica historia de los Nez Percé.



Cuando se consultó con la ApHC (Appaloosa Horse Club), ésta aceptó que se utilizara el termino Appaloosa para designar al British Spotted Horse mientras se excluyera a los ponis moteados que hasta entonces se incluían en el registro británico. De esta manera la asociación se dividió en dos registros diferentes, uno para caballos, que pasó a llamarse British Appaloosa Society y otra para ponies llamada British Spotted Pony Society.

Dos fueron los pedestales de la nueva asociación. Por un lado Tibertich Stud, el criador mas antiguo de Gran Bretaña, que inició su ganadería a partir de dos caballos moteados traídos de Argentina, y por otro la familia Rivaz, quien contribuyó enormemente al desarrollo de la asociación gracias a su programa de cría que comenzó con una pequeña yegua de capa leopardo traída de Argentina llamada "Petrukas".

Además de los caballos argentinos, la British Appaloosa Society incluyó en su registro no solo Appaloosas americanos si no también Knabstrups daneses, caballos holandeses y muchos caballos de parentesco desconocido o parcialmente desconocido que se cruzaban con Pura-sangres para mejorar los productos, consiguiéndose un sólido caballo de silla moteado, de considerables dimensiones aunque con una conformación poco estandarizada apto tanto para la caza del zorro, el enganche, la doma o el salto.



Datos:
http://forodecaballos.com



Fotografías:
http://www.duiops.net/
http://www.eq-western.com
http://www.appaloosa-uk.co.uk
http://www.appaloosahorsefarm.com
http://frankvanmuiden.nl

miércoles, 8 de julio de 2009

EL GENERAL CUSTER - CABELLOS LARGOS

















Mucho se ha hablado sobre el General Custer o Cabellos Largos como le llamaban los indios Pahuska , mucho se ha hablado de su crueldad, de su locura , de su valentía , de su falta de escrúpulos etcetc pero Custer fue todo esto y al mismo tiempo todo lo contrario, a excepción de su valentía, que nadie lo puso en duda, ni los mismos indios a pesar de arrasar algún campamento y aniquilar mujeres, niños, ancianos y todo lo que pillara por delante.
George Armstrong Custer (New Rumley, Ohio, 5 de diciembre de 1839 - Little Big Horn, Montana, 25 de junio de 1876) "Autie" para sus mas allegados y "Cabellos Largos" para los indios, fue un oficial de caballería del Ejército de los Estados Unidos que participó en la Guerra de Secesión y en las Guerras Indias.
Alto, de intensos ojos azules, con melena y un gran bigote dorados, una excelente forma física pues ni fumaba ni bebía, que le confería una apabullante presencia física y una resistencia que asombraba a propios y extraños.
Fue un militar orgulloso y considerado por sus detractores como un buscaglorias. Sin embargo, los soldados que le tuvieron como comandante le consideraban un gran líder, llegando a ser un héroe.



Cadete George Armstrong Custer 1859











Su fama le venía impuesta por ser realmente un militar al que le gustaba muy poco obedecer órdenes. El 25 de junio de 1876 murió junto a 268 de sus hombres del famoso 7.º Regimiento de Caballería en la batalla de Little Big Horn, que le enfrentó a las tribus comandadas por el Jefe Indio Caballo Loco.

George Armstrong Custer (1839-1876) fue ascendido a general de brigada con tan sólo 23 años, siendo entonces el general más joven de ese momento. Sin embargo, sus titubeantes inicios en la carrera castrense no presagiaban la brillante carrera que luego llevaría a cabo.

Se graduó en la academia militar de West Point en 1861, obteniendo el último puesto de su promoción. Además su expediente no estaba precisamente impoluto; reflejaba un total de 726 faltas cometidas durante los cuatro años que estuvo en la academia, la mayoría de ellas causadas por su afición al whisky.


Soldado confederado posando con el capitan George A. Custer 1862











Pero durante la guerra de Secesión, que estalló el mismo año en el que se graduó, Custer demostraría una valentía fuera de lo común. Sus actos de heroísmo le valieron sucesivos ascensos, hasta alcanzar en tan sólo un año el grado de general de brigada, convirtiéndose por méritos propios en el general más joven del bando nordista.

No obstante, tras el final de la guerra y para adaptarse al tiempo de paz, el Ejército norteamericano sufrió una reorganización que alteró toda la estructura militar. Custer fue uno de los más perjudicados, puesto que se vería rebajado a capitán. En ello también tuvo que ver el hecho de que fuera sometido a un Consejo de Guerra en 1866, al haber dejado su puesto para encontrarse con su esposa.



George A. Custer, Nicolas Bowen y William G. Jones, 1862











Posteriormente, en 1868, volvería a ascender, en este caso a teniente coronel, tras la recomendación del general Sheridan, que había combatido junto a Custer durante la guerra civil. Ese sería el rango con el que acabaría perdiendo la vida en la famosa batalla que se dio durante la segunda guerra sioux.

En la década de 1860, el proceso se había acelerado, debido a las correrías de indios cazadores de búfalos, que planteaban problemas a las autoridades, a pesar de los tratados sobre el uso de las tierras que permitían a los indios esta libertad de movimientos. Ahora, las autoridades querían las tierras donde habitaba el búfalo. Se decidió que esos indios, que hasta ahora no se habían establecido en reservas para subsistir con las magras limosnas del gobierno, debían ser obligados a someterse.

Se consideró que Custer era el hombre indicado para conseguir ese objetivo. Durante el otoño de 1868, un viejo y pacifico jefe indio, llamado Black Kettle (es decir, Olla Negra), líder de los cheyenes meridionales, se estableció con su tribu a orillas del río Washita para pasar el invierno, a unos 150 km de la avanzada militar más próxima que los blancos habían implantado, el Fuerte Cobb. El jefe indio solicitó que se permitiera a las 200 familias que integraban su rama tribal trasladarse para pasar el invierno bajo la protección del fuerte; pero la petición fue denegada.













El general William Hazen, comandante del fuerte, les dijo a Black Kettle y a su delegación que debían volver al río Washita, donde se les permitiría permanecer hasta que las nieves se fundieran. Esta promesa no significaba nada. Porque en el mes de diciembre de 1868, Custer fue enviado para castigar de modo ejemplar al pueblo de Black Kettle. Una neblinosa mañana, antes de que amaneciera, Pahuska el Melenudo ordenó a sus hombres que rodearan el campamento indio. Cuando los soldados aparecieron a través de la niebla, Elack Kettle tenía ensillado su caballo y salió a parlamentar con ellos. El jefe indio ignoraba que la misión de Custer consistía en «ir al río Washita, al asentamiento invernal de las tribus hostiles, y allí destruir sus aldeas y caballos, matar o colgar a todos los guerreros y traerse consigo a las mujeres y a los niños».











Black Kettle había sobrepasado apenas el perímetro del campamento en su misión de paz, cuando se produjo la carga de la caballería. De acuerdo con la leyenda india, resultó muerto de un disparo cuando levantaba su mano para detener a los soldados que se aproximaban. Custer fue el organizador de la matanza que siguió. Sus órdenes consistían en matar a los guerreros, pero la ejecución fue indiscriminada. Murieron más de 100 cheyenes, de los cuales sólo una décima parte eran guerreros. El resto eran mujeres, niños y ancianos. También fueron exterminados cientos de caballos, para que los sobrevivientes no tuvieran posibilidades de escapar. Y unas 50 mujeras y niños fueron tomados prisioneros.

El miedo y el odio a Custer se extendió entre las tribus, y fue alimentado, a través de los meses siguientes, a medida que Custer emprendía despiadadas campañas contra los indios de la zona. Entonces fue cuando Custer, el hombre elegido por Washington para transformar el Oeste en un lugar seguro para los cristianos civilizados, se convirtió en el hombre que, mediante traiciones y matanzas, obligó a rendirse a un jefe tribal tras otro. Hasta que se enfrentó con Sitting Bull es decir, Toro Sentado)


Tȟatȟáŋka Íyotake o Sitting Bull










Tȟatȟáŋka Íyotake o Sitting Bull (Toro Sentado) “Bufalo que se sienta” seria su autentica traducción, lo de Toro Sentado fue una mala traduccion en origen.  Era el líder de los hunkpapa, la más belicosa e independiente rama de la nación sioux. Sioux significa también Lakota (Dakota) y fue en Dakota, en las vecindades de Montana, donde Custer descubrió que no era invencible.

En 1868, las Colinas Negras de Dakota fueron concedidas para que los indios vivieran allí siempre. Muchas tribus consideraban las colinas, las «Paha Sapa» nombre sioux, como lugares sagrados y como centro del mundo del espíritu. En 1868, el tratado fue aceptado por los blancos porque consideraban inservibles esas tierras. Pero ya no estaban de acuerdo seis años después, cuando Custer dirigió una expedición a las colinas e informó a su regreso: «Están llenas de oro, desde las raíces a los pastos». Inmediatamente, el tratado quedó de lado, y Custer presionó para abrir el camino a las riquezas de las Colinas Negras. Los indios llamaban a ese camino «La ruta de los ladrones». Una comisión fue enviada desde Washington para negociar con los sioux, arapahos y cheyenes, que reclamaban para sí las Colinas Negras. Pero los indios se negaban a vender su tierra sagrada o a cambiarla por otro territorio. Toro Sentado les dijo a los comisionados del gobierno: «No queremos vender nuestras tierras, ni siquiera una pizca de polvo de ellas. Las Colinas Negras nos pertenecen. No queremos al hombre blanco aquí. Si el blanco trata de tomar las colinas, lucharemos». Incapaz de obtener las Colinas Negras por medio de las amenazas, el blanco trató de jugar sucio.

El departamento de Guerra promulgó un ultimátum, por el cual todos los indios que no estuvieran en sus reservas oficiales a fines de enero de 1876 serían considerados hostiles. Se agregaba que «serían enviadas fuerzas militares para obligarlos a acatar esta orden». Toro Sentado recibió la noticia del ultimátum sólo tres semanas antes de la fecha tope, y protestó, afirmando que su tribu no podía ni pensar en movilizar su campamento en pleno invierno.















El 7 de febrero, el general Sheridan —el hombre que una vez declarara que «el único indio bueno es el indio muerto»— recibió la orden de atacar. Y el hombre al que eligió para asestar el mayor golpe contra el enemigo más formidable, Sitting Bull, era su leal verdugo, el general Custer. Durante los primeros meses de 1876, tropas ambulantes de soldados expulsaron a tribus de indios pacíficos que habitaban el río Powdér y la cuenca del río Tongue, cerca de la frontera entre Montana y Wyoming. Con sus tipis incendiados, sus caballos muertos y poca ropa de abrigo, los grupos dispersos de sobrevivientes dirigidos por Toro Sentado, se reunieron en bandas andrajosas pero llenas de orgullo en el Valle de los Grandes Pastos, en Little Bighorn.

A medida que las intenciones del ejército se iban haciendo más obvias, todo indio que no formaba parte del campamento de Little Bighorn quedaba aislado y amenazado. Miembros de las tribus que, previamente, habrían elegido permanecer completamente ajenos a la alianza, se unieron al núcleo de Toro Sentado. Incluso indios que desde hacía tiempo se resignaban a la vida en las reservas desertaron de ellas a millares para congregarse en el valle de Little Bighorn.








Por lo menos había 10.000 indios, de los cuales unos 3000 o 4.000 eran guerreros. Todos sabían que la gran batalla estaba cerca. Era la última ocasión que se ofrecía a los sioux para conservar la tierra de sus ancestros y de sus dioses. Por lo tanto, celebraron la danza del sol. La danza constituía la mayor celebración que la nación sioux conociera jamás. El pasto de primavera estaba exuberante, y abundaban los búfalos, de manera que llenaron sus estómagos, bailaron y probaron su coraje. Toro Sentado, en cuyo cuerpo se veían las numerosas cicatrices dejadas por anteriores danzas del sol, tenía 50 heridas en carne viva, en cada uno de los brazos; era su manera de celebrar esta ocasión. Bailó sin parar alrededor de la vara sagrada, contemplando constantemente el sol. Al caer la tarde, Toro Sentado continuaba danzando aún, y bailó toda la noche, hasta el día siguiente. Después de 18 horas de baile, se desmayó. Cuando lo reanimaron, narró a su nación que había tenido una visión maravillosa: había visto a los soldados blancos «caer como saltamontes» en su campamento, mientras una voz le decía: «Te regalo esta victoria, porque ellos no tienen oídos».

Custer , Pleasonton y scouts crows en una cacería

La victoria estaba asegurada! Custer también tuvo visiones: las visiones de su propia gloria. Mientras los sioux cumplían la danza ritual del sol, Custer se dirigía desde el Fuerte Abraham Lincoln hacia Little Bighorn, en el extremo este de Dakota del Norte. En el campamento, todas las noches se sentaba a escribir mensajes de autofelicitación, que dirigía a un periódico de Nueva York. También confiaba sus pensamientos «privados» a su diario: con la idea, por supuesto, de que fueran rescatados más tarde por la posteridad. Custer escribió por entonces: «Durante largos años del pasado, todos mis pensamientos fueron ambiciosos. Pero no de riquezas, no la ambición de ser sabio, sino de ser grande. Deseo unir mi nombre a actos y a hombres que sean un sello de honor, no sólo para el presente sino también para las futuras generaciones». Éste era, pues, el hombre que llegó al valle del Little Bighorn, al otro lado del río, frente al campamento de Toro Sentado, la noche del 24 de junio de 1876. Solamente acompañaban a Custer 611 hombres, 12 escuadrones de la caballería estadounidense: sólo una pequeña parte de la fuerza ofensiva de que disponía. Porque, de acuerdo con su conocido estilo de mando, Custer había dejado atrás todas las otras unidades, y se encontraba muy adelantado en el campo, listo para entrar en batalla.



General George Crook


















Muy rezagado hacia el sur se encontraba el general George Crook, comandante de un regimiento de 1.000 soldados, con 250 crows y shoshones, indios enemigos de los sioux y procedentes del fuerte Fetterman.
Pequeño Halcón permanecía inmóvil en el risco que dominaba el meandro con sus diminutos e inexpresivos ojos clavados en la columna de soldados que discurría a lo largo del Río Lengua, y la visión de los crows y shoshones que marchaban junto a los hombres de Crook acabó con su paciencia. Esos traidores que se habían aliado con el hombre blanco contra los cheyennes y sus ahora amigos los sioux debían tener su merecido. Lógicamente no pensaba atacar con los 20 guerreros de su partida a aquel millar y medio de enemigos , partió raudo a dar cuenta de ello a los otros jefes.
Y así se hizo, Caballo Loco con una gran partida de guerreros sioux atacaron a la gran columna de Crook a los que pillaron desprevenidos y consiguieron, si no derrotar , si atrasar y confundir a los ojos blancos, ademas de infligir una buena cantidad de bajas, cumplieron una arriesgada salida de su campamento a fin de interceptar a los blancos en el valle del río Rosebud.

Mayor Marcus Reno












En realidad, las fuerzas, bajo la conducción improvisada de Crook, podrían haber sido arrasadas por los sioux de no haber contado con la bravura dé sus aliados indios (crows y shoshones). De todas maneras, la columna de Crook quedó desintegrada y sin posibilidad alguna de reunirse con las otras fuerzas que convergían sobré Little Bighorn , Custer no sabia nada de esto. lo que sabia, en cambio, era que estaba muy adelante de los otros óficiales; que competían con él por la gloria de aniquilar a los indios «hóstiles». Estos oficiales eran el mayor general John Gibbon, que había marchado hacia el este desde el Fuerte Ellis, y el general Alfred Terry, que salió hacia el oeste desde el Fuerte Abraham Lincoln, .con la intención de reunirse con Gibbon en el río Yellowstone. En aquel m omento, los dos estaban remontando el Little Bighorn con una fuerza que, en total, reunía a 1,500 hombres. Terry era el superior inmediato de Custer, y los dos generales deberían haber cabalgado juntos. Pero Terry, que carecía de experiencia en la lucha contra los indios, había cedido a las súplicas de Custer para que le permitiera adelantarse y hacer un reconocimiento del campamento sioux. Temeroso de que alguien pudiese alcanzar antes que él el asentamiento, Custer rechazó la oferta de Terry, consistente en que se llevara más hombres y armas Gatling. En cambio, Custer se adelantó a todos y se jactó: «Yo puedo derrotar a todos los indios del continente con el Séptimo de Caballería», La confianza que Custer tenía en si mismo no lo abandonaba ni por un solo instante. Condujo a los doce escuadrones que comandaba sin compasión ninguna (los hombres recorrieron 100 km. en solamente dos días) y no se perturbó siquiera al descubrir la verdadera magnitud de la fuerza que estaba buscando para enfrentarse en batalla. El primer indicio acerca del poderío de los sioux se produjo cuando los hombres de Custer hallaron las huellas dejadas por los indios al trasladar de sitio el campamento, unos pocos días antes. Las huellas dejadas por los cascos de los caballos y el arrastrar de los palos de sus tipis cubrían casi dos kilómetros de ancho.


Captain Frederick Benteen



















El segundo indicio provino de los propios exploradores indios empleados por Custer. Cuchillo Sangriento, el guerrero crow y espía favorito de Custer, lo previno de que había más guerreros sioux que balas en los cintos de sus soldados.
Le suplicaron que esperara dos días más, para que Terry y Gibbon llegaran, antes de comenzar el ataque. Pero el comandante Pahuska, arrogante y ansioso de gloria, no podía esperar. Y la vanidad fue su perdición. El plan de Custer consistía en separar sus 12 escuadrones en tres batallones, que podrían lanzar ataques simultáneos sobre el campamento indígena desde diferentes direcciones. Por lo tanto, al amanecer del 25 de junio, puso al capitán Frederick Benteen al mando de tres compañías y encargó otras tres al mayor Marcus Reno; el propio Custer se encargó del mando de cinco compañías, y dejó las restantes al cuidado de los pertrechos. Los exploradores de Toro Sentádo vigilaban cuidadosamente, escondidos tras los peñascos, el lento avance de Custer y su cúerpo principal, compuesto por 225 hombres que se movían por el valle del río.



Gen. George Armstrong Custer










Custer buscaba un lugar apropiado para ladear el río y atacar por sorpresa la aldea. Pero los indios sabían que no encontraría ningún vado; Al otro extremo del campamento, la vigilancia india se relajaba un podo Mientras toda la atención de las hombres de Toro Sentado se centraba en el cuerpo principal de la caballería, e1 modesto batallón mandado por el mayor Reno, compuesto por 140 soldados, atacó, de acuerdo a los planes, la retaguardia indígena, tomando por sorpresa a los guerreros de Toro Sentado. Mientras dirigía la carga, Reno confiaba completamente en que Custer hubiese atacado al mismo tiempo por el otro lado de la aldea. No tenía ninguna forma de saber que el batallón de Custer todavía estaba tratando de sortear el obstáculo del río, a unos 6 Km. de distancia. Reno sorprendió en sus guaridas a los oglalas, a los hunkpapas y a los sioux blackfoot, que estaban concentrados en el extremo sur del enorme campamento.

Las mujeres y los niños huyeron de sus tipis bajo una lluvia de balas. Un joven hunkpapa llamado Gall, un huérfano adoptado por Toro Sentado, que lo designó su ayudante de campo, vio derribar a su mujer ya sus hijos antes de que pudiese replegar a sus guerreros para un contraataque. Gall y sus hombres rodearon el flanco de Reno; cuando la caballería vaciló unos instantes y ya no pudo arremeter, los hombres de Gall la sorprendieron por detrás. Superados en táctica y en número, los soldados de Reno —que ya estaban exhaustos por la marcha forzada— se retiraron hacia la relativa seguridad del bosque cercano, buscando un refugio hasta que el ataque de Custer hubiese aplacado la violencia desplegada por los indios. Pero Custer todavía no atacaba. Tampoco lo hacía la tercera columna, a las órdenes del capitán Benteen, que aún se encontraba a algunos kilómetros de su objetivo.


By Frank McCarthy - The Last Stand - Little Big Horn







Después de solamente treinta minutos de combate, la retirada del mayor Reno se convirtió en una aplastante derrota. Ahora los indios quedaban libres para concentrar toda su atención en el odiado Pahuska... Toro Sentado permanecía frente a su tipi, y dirigía la batalla mediante una serie continua de mensajeros a caballo. Gall, Caballo Loco y el jefe de los cheyenes, Dos Lunas, galopaban de continuo los cinco kilómetros de extensión que tenía el campamento, concentrando a los guerreros para la batalla que estaba a punto de comenzar. Caballo loco gritó: «iHoka-hey! Hoy es un buen día para combatir.



Pizi  o Gall, jefe de los sioux-lakota siounan  fotografiado
por David F. Barry en Fort Buford, North Dakota, 1881.













Es un buen día para morir. Corazones fuertes, corazones bravos, al frente! Corazones débiles y cobardes, a la retaguardia!». La columna de Custer permanecía aún escondida en las colinas,, frente al campamento de Toro Sentado. El general avanzaba con cautela pero con confianza, buscando el paso ideal entre los riscos, a través del cual cargar sobre la concentración indígena, una vez atravesado el río. Pero Custer no sabía que el río había sido ya vadeado, en sentido contrario, por los hombres de Gall. Éstos se deslizaron por una garganta y atacaron la retaguardia de la columna de caballería. Custer fue tomado totalmente por sorpresa. Ordenó a sus hombres correr hacia la colina más cercana y tomar posiciones defensivas. Pero cuando las tropas estaban a .mitad de camino en su ascenso, el general Custer tuvo una visión: a través de ella vio por primera vez que no era invencible.


Tasunka Witko o Crazy Horse









Allí, en la cima de ese promontorio —que ahora se llama colina Custer— apareció Caballo Loco con 1.000 guerreros a caballo. Por un momento, los indígenas contemplaron con desdén a Custer y a la banda dispersa en que se había convertido su exhausta caballería. Luego, dando feroces alaridos, los indígenas cargaron colina abajo. La caballería de Custer fue reducida en pocos segundos. Los soldados desmontaron e intentaron defenderse en campo abierto, sin apenas protección. Lucharon con valentía, tratando de conservar sus caballos. Pero a medida que la gritería de los sioux se acercaba,, los jinetes de Custer tuvieron que liberar las cabalgaduras. Ahora no existía esperanza de escapar. Los orgullosos soldados de caballería quedaron reducidos a un puñado. En los aledaños de la batalla, algunos pocos soldados heridos levantaron sus brazos y pidieron ser tomados prisioneros. Pero no hubo prisioneros ese día. Los heridos fueron muertos a tiros o a cuchilladas.













Custer fue uno de los últimos en morir. A medida que mermaban sus filas y los indígenas se le acercaban, vieron que Pahuska ya no tenía el cabello largo hasta los hombros. Se lo había cortado, y esa era la razón por la cual los atacantes no lo habían reconocido de inmediato. El general estaba en el centro de un pequeño, patético grupo de soldados sobrevivientes. Toro Sentado comentó luego: «Donde se cumplió la última batalla, el de los largos cabellos estaba como una gavilla de trigo con todas las espigas despenachadas a su alrededor». Muy pronto, Custer fue cubierto por una oleada de guerreros indígenas. Muchos indios reclamaban más tarde haber sido quienes dieron muerte al odiado Pahuska. Era un legítimo motivo de orgullo. En Washington, sin embargo, la última batalla de Custer fue calificada como una masacre salvaje. Junto a el murieron dos de sus hermanos Thomas y Boston, ademas de un sobrino Autie Reed y un cuñado James Calhoury.

Desmontado el campamento durante los combates, los indios son conscientes de que llegarán más tropas federales y en la mañana del 26 no realizan más que acciones de tanteo contra los hombres que aún quedan en Reno Hill, mientras el grueso del poblado ya está en marcha alejándose de lo que ha sido su más grande victoria contra el hombre blanco. Y la última. Prenden fuego al asentamiento tras levantar la última tienda; y quizá asustados por el éxito que han tenido y conociendo cómo se las gastaban los estadounidenses en sus represalias se dirigen al Canadá

Capitán Myles Walter Keogh









Cuando Terry y el resto del ejército llego a Little Big Horn se encontraron un espectáculo indescriptible. Los cadáveres amontonados y mutilados cruelmente se descomponían mezclando su olor con el del fuego iniciado por los indios. Aquí y allá encontraban a un soldado sin manos ni pies, a un oficial descabellado y aplastado por el peso de su caballo o a uno de los exploradores indios de Custer con los genitales metidos en su boca para que en el más allá no pudiese seguir hablando con sus amigos blancos, todos los soldados despojados de ropa y mutilados, salvo el capitán Myles Walter Keogh (1840-1876) y el George Armstrong Custer.  Keogh había asombrado a los indios por su valor en el combate y por eso no tocaron su cuerpo y además respetaron a su caballo "Comanche" , el único que sobrevivió a la matanza ,  que acabo por ser la mascota del 7º de caballería y al que sacarían en todo sus desfiles hasta su muerte.


Es totalmente incierto que fuese aniquilado todo el 7º de caballería , es una gran mentira de la historia, los regimientos de caballería como el 7º estaban formados por seiscientos hombres divididos en doce escuadrones de cincuenta jinetes contando a sus oficiales que además iban acompañados de exploradores y también de civiles. En el 7º había en aquella ocasión 566 hombres , 31 oficiales, 15 civiles y unos 35 exploradores, es decir , algo más de seiscientos hombres,
el Séptimo de Caballería perdió en la batalla a 268 hombres, todos los que en ese momento iban al mando de Custer.

















Por contra los indios solo perdieran unos 200 guerreros, las tribus que intervinieron en esta batalla fueron sioux hunkpapas, soux sans arc, pies negros,sioux siounan, sioux miniconjou, sioux brule, cheyennes y sioux oglala, sioux two-kettles y arikaras.
Los jefes ,Toro Sentado el de los hunkpapa , Caballo Rojo de los minneconjous, Dos Lunas de los cheyennes, Caballo Loco de los sioux oglala, Gall de los hunkpapa *  y Lluvia en el Rostro de los cheyennes del norte.

*Gall era el jefe de guerra de los hunkpapa , pues contra lo que suele afirmarse, Toro Sentado no había participado en la batalla











Bibliografia;
Custer, la masacre del Séptimo de caballería, -  Evan S. Connell

Otras referencias;
http://www.portalplanetasedna.com
http://es.wikipedia.org
http://es-la-guerra.blogspot.com
http://www.jotdown.es/- Luis A. Espuny